Ocho nuevos bomberos velarán por la seguridad de los zamoranos. Este jueves 1 de diciembre han tomado posesión en el salón de plenos los ocho nuevos empleados que comenzarán a formar parte del Servicio de Extinción de Incendios del Ayuntamiento de Zamora con plaza en propiedad.

Los ocho exinterinos han salido de la última convocatoria efectuado por el Ayuntamiento para completar la plantilla. Además, de forma paralela, se ha constituido una Bolsa de Empleo con los integrantes que también han superado la oposición.

Los ocho nuevos bomberos de Zamora tras tomar posesión. A. A.

La toma de posesión ha tenido lugar esta mañana en el salón de plenos del Ayuntamiento en un acto presidido por el alcalde, Francisco Guarido, quien les ha entregado los nombramientos y felicitado por su incorporación al Servicio. En su alocución el alcalde ha destacado la importante labor desarrollada por los Bomberos en la capital en los incendios ocurridos este verano en la Sierra de la Culebra, y la seguridad que proporciona a los ciudadanos de la capital contar con profesionales del Servicio de Extinción de Incendios bien preparados y con una buena dotación de material y equipamiento.

Estreno de equipamiento valorado en 185.000 euros

De hecho, este mismo jueves el Ayuntamiento de Zamora ha presentado los nuevos trajes de proyección personal adquiridos para los integrantes del Servicio de Extinción de Incendios, con los que se completa totalmente la renovación del equipamiento de los efectivos, después de que el pasado mes de marzo ya se entregaran los nuevos cascos, guantes y calzados con materiales de última generación y adaptados a las exigencias actuales para una máxima protección personal en las operaciones de riesgo. En total se han adquirido 81 trajes de intervención en incendios estructurales y 91trajes de intervención en rescates técnicos, que han sido recibidos hoy en el parque de Bomberos, por la concejala de Protección al Ciudadano, Concha Rosales, y el jefe del Servicio, José Luis Borrego.

De hecho los trajes entregados hoy son de última generación, mucho menos pesados que los actuales y con mayor nivel de protección personal. Los trajes de intervención en incendios estructurales son EPIs de categoría III, que soportan una eventual salpicadura accidental de productos químicos o líquidos inflamables, con resistencia a la propagación limitada de la llama, permeabilidad al agua y al aire y transpirabilidad; además de llevar incorporado un arnés y otras medidas de seguridad en caso de evacuación o rescate. El importe de cada uno de estos trajes, compuestos de cubrepantalón y chaquetón, es de 1.743,61 euros.

Presentación de los nuevos trajes de los Bomberos de Zamora. José Luis Fernández

Los trajes de intervención en rescate están compuestos también de cubrepantalón y chaquetón y son más ligeros que los anteriores. Según manifestó la concejala de Protección al Ciudadano, son prendas más especializadas con las que actualmente no contaba el personal del servicio, indicadas para la actividad de rescate en accidentes de tráfico, acceso a estructuras colapsadas, recate en altura o bajo cota, que también cumplen la normativa más exigente para ropa de protección para incendios forestales, lo que le da una protección adicional frente a la propagación de las llamas. Este tipo de ropa ofrece una menor resistencia al vapor de agua y, por lo tanto, mayor transpirabilidad y ligereza, y lleva también elemento de alta visibilidad. El importe de los trajes de rescate es de 483,94 euros por unidad; y en conjunto la adquisición del nuevo material ha supuesto un importe de más de 185.000 euros.