El CB Zamora Enamora recibe esta noche al Zornotza, cuarto clasificado del grupo Oeste de LEB Plata, un rival clásico ante el que los de Saulo Hernández no pueden tropezar si no quieren complicarse sus aspiraciones de jugar la fase de ascenso, o lo que es casi lo mismo, asegurar un año más la permanencia.

El Zamora Enamora, muy corto de efectivos por las lesiones, afronta un nuevo reto tras el que pretende retomar el sabor de la victoria después de su paso por la pista de un intratable Tizona Burgos que sentenció el partido en la primera mitad en la jornada intersemanal que se disputó el pasado miércoles. Un CB Zamora que poco pudo hacer ante el coloso burgalés y líder incuestionable de la categoría, con tan sólo una derrota en los últimos 15 partidos.

El conjunto zamorano acudió muy corto de efectivos al compromiso ante el líder y aún así logró acercarse en los últimos minutos (77 - 65). Un encuentro en el que los blanquiazules no pudieron contar por diferentes lesiones con Lucas Sigismonti, Morgan Stillma oJacob Round y, por si fuera poco, tuvieron que jugar también sin el base Pablo Marín, lesionado en los primeros minutos del encuentro en El Plantío. La nota positiva fue el debut de Robinson Opong, el nuevo combo que la afición zamorana podrá conocer en persona hoy mismo a partir de las 20:00.

El encuentro de este sábado, de nuevo, estará marcado por las bajas pero el Zamora Enamora tratará de sacarlo a flote a pesar de la corta plantilla.

El Teknei Bizkaia Zornotza llega al Angel Nieto situado en cuarta posición con un balance de 9 triunfos por 6 derrotas y buscará su segunda victoria consecutiva tras imponerse a Navarra en el último encuentro por 78 - 70.

Se trata de un rival complejo, aunque bien conocido para el técnico zamorano, Saulo Hernández, y también para la afición, ya que ambos clubes se han visto las caras en 11 ocasiones durante la andadura en LEB Plata, cinco de ellas saldadas con victoria para los zamoranos.

El Zornotza es un conjunto correoso y aguerrido, con una identidad muy definida y conformado por un núcleo de jugadores “de la casa” con la incorporación de varias referencias foráneas. Por encima de ellos, un base cedido por el Lenovo Tenerife, Alberto Cabrera, que es el MVP del conjunto vizcaíno. Destacan también en la plantilla que dirige Mikel Garitaonandía, Mohamed Niang que es el máximo anotador con 12 puntos de media; y en el plano reboteador, los mejores están siendo el propio Cabrera e Iker Salazar.

En palabras de Saulo Hernández, este encuentro será “muy duro”, ya que Zornotza es un equipo “acostumbrado a ganar y asentarse cada año en los primeros puestos de la tabla, basándose siempre en una competitividad y lucha durante los 40 minutos del partido”.

Tras la derrota en Burgos, el Zamora Enamora ha descendido al décimo puesto y, tanto Canoe como Morón, podrían superarle si no gana esta noche. Estos dos rivales directos jugarán entre si esta misma tarde a las 18.00 horas en un partido que resulta trascendental.

Por contra, una victoria zamorana podría permitirle ascender hasta cuatro puestos en una clasificación que continúa muy igualada en esta zona media de la clasificación.