La caza del lobo, prohibida en Zamora

La decisión de la Comisión Estatal para el Patrimonio Natural y la Biodiversidad, órgano en el que están representados el Gobierno español, las comunidades autónomas y las ciudades de Ceuta y Melilla, acaba de prohibir la caza en todo el territorio nacional supone un duro golpe para los ganaderos de Zamora que, sin el control del depredador, temen un aumento de los daños al ganado.

El acuerdo sale tras una votación ajustada donde se ha decidido incluir el lobo ibérico en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (Lespre), lo que significa que se prohibirá su caza al norte del Duero. Las poblaciones de lobo ibérico existentes en España ya están protegidas en todo el sur del río Duero después de que el Ministerio para la Transición Ecológica acordara en junio de 2019 extender tal circunstancia a las de Castilla y León y la Comunidad de Madrid.

Por tanto, el lobo pasará a estar protegido en todo el territorio nacional y se prohibirá su caza deportiva, como ocurre ya en Francia y Portugal, según informaron a Servimedia fuentes conocedoras de la votación de la Comisión Estatal para el Patrimonio Natural y la Biodiversidad.

El lobo dejará de ser una especie cinegética, por lo que se acabarán los cupos de ejemplares objeto de caza que varias comunidades autónomas conceden anualmente. Asturias, Cantabria, Castilla y León, y Galicia ya habían mostrado recientemente su disconformidad con la conservación de esta especie.

El secretario general de WWF, Juan Carlos del Olmo, apuntó: "Hoy es un día histórico para la conservación de la biodiversidad en nuestro país". Comentó que la inclusión del lobo en el Lespre supone "el reconocimiento formal al valor de esta especie, que deje de ser especie cinegética y, por lo tanto, apuesta por su protección".

"Esperamos que éste sea un primer paso para cambiar al actual modelo, basado en la persecución y muerte del lobo, para dejar paso a uno nuevo, más propio del siglo XXI, centrado la conservación de la especie y en la coexistencia con las actividades humanas. Desde WWF seguiremos trabajando para conseguirlo", añadió.

El Grupo Parlamentario de Ciudadanos denunció la “imposición” del enfoque ideológico de “falso ecologismo” en el acuerdo suscrito hoy entre el Gobierno y algunas comunidades por el que se incluye al lobo ibérico en el catálogo de especies de protección especial y, por tanto, se prohíbe su caza en todo el territorio español. La formación naranja criticó que el Ministerio de Transición Ecológica haya aprovechado una votación “errática y caótica” para “imponer un ideario” que, a su juicio “nada tiene que ver” con la protección de la especia sino como una “mala interpretación del ecologismo” y del equilibrio de los ecosistemas naturales. 

Según trasladó la formación naranja de Castilla y León a través de un comunicado, no existen “datos empíricos” que avalen esta decisión. El procurador de Cs por León, Javier Panizo, criticó “la concepción urbanita y desconcertada de la realidad” que ha guiado al Gobierno en las votaciones de la Comisión de Patrimonio natural y en la que las comunidades que conviven con estos animales “han sido silenciadas”. 

“Castilla y León, donde se pueden cazar estos animales al norte del Duero, ha convivido durante años con estos animales y pese a ello, la población de lobos ha crecido, así como los ataques a la ganadería. Desde el Gobierno se equivocan cuando quieren proteger a los cánidos a costa de los ganaderos, la economía y la población del medio rural”, ha afirmado.

REPORTAJE: El lobo en Zamora, en el punto de mira