El coronavirus deja de nuevo muertos en Zamora pese al descenso de la incidencia

La ocupación hospitalaria baja y la unidad de críticos del Virgen de la Concha se vacía, por fin, de pacientes diagnosticados con COVID

La UCI del hospital Virgen de la Concha, de nuevo sin pacientes de COVID.

La UCI del hospital Virgen de la Concha, de nuevo sin pacientes de COVID. / EMILIO FRAILE

Carlos Gil Andrés

Carlos Gil Andrés

Tras una racha de cuatro días sin fallecidos por coronavirus la provincia registra de nuevo óbitos por culpa de la pandemia, con tres muertos en las últimas jornadas, dos notificados en día 17 y uno más el 19 de agosto. Es la triste realidad de una epidemia que sigue presente, aunque es cierto que en franca decadencia.

Los casos diarios se mueven en torno a una veintena en las últimas jornadas y la incidencia se sitúa en cifras moderadas, de 362 casos por cien mil habitantes entre mayores de 60 años, por más que sea más alta que la media de la comunidad. La tendencia, además, sigue siendo descendente, sin visos de que se produzca un rebrote como ha ocurrido otras veces.

Así el 5 de mayo se llegaba al último pico importante, con 2.113 casos por cien mil habitantes. A partir de ahí la pandemia iniciaba un camino descendente que rebajó la incidencia hasta los 442 casos por cien mil el 6 de junio. Pero de nuevo a partir de entonces empezó a subir la incidencia que llegó a 1.728 casos el 14 de julio. A partir de ahí bajó de nuevo, hasta los 362 casos por cien mil.

Evolución de la incidencia del coronavirus en Zamora desde mayo

Evolución de la incidencia del coronavirus en Zamora desde mayo

La situación del hospital también sigue mejorando ya que los pacientes ingresados en planta bajan de 26 a 24 mientras que la UCI, con dos enfermos COVID el martes, ya se ha vaciado de nuevo.

El índice de reproducción del virus sube un poco, aunque se mantiene por debajo de 1, lo que habla de una enfermedad en retroceso. Los brotes activos en ámbitos vulnerables bajan de cuatro a tres y los casos vinculados a ellos de 87 a 62 en los últimos tres días.

Con tasas de vacunación superiores al 90% de la población con la pauta completa, la epidemia parece controlada, a la espera de que la mayor movilidad y las concentraciones festivas del verano no vuelvan a dar algún susto en forma de rebrote.

Coreses y Bermillo, libres de virus, y Villaralbo se acerca

La buena marcha de la contención de la pandemia se deja notar también en la situación de las grandes localidades de la provincia, las mayores de mil habitantes. De hecho hay dos localidades libres de virus, que son Coreses y Bermillo de Sayago, mientras otras, como Villaralbo, Puebla de Sanabria, San Cristóbal de Entreviñas y Fermoselle acumulan una semana sin que se haya detectado un solo positivo por coronavirus.

En la capital la incidencia está ciertamente baja, con 208 casos por cien mil habitantes a 14 días y 16 casos reales diagnosticados en la última semana. Benavente tiene aún mejor situación con solo dos contagios en la última semana y una incidencia a 14 días de 164 casos. En Toro ha habido cuatro contagios ha última semana y la incidencia a 14 días se mantiene en 275 casos.

Morales del Vino tiene una incidencia de 275 casos y un sólo positivo en la última semana. Los casos más llamativos son los de Moraleja del Vino, con una incidencia de 6.775 casos por cien mil a 14 días y Santa Cristina de la Polvorosa, con 959, si bien en ambos pueblos la situación mejora ya que la última semana se salda con solo dos y un contagios respectivamente.

El resto de localidades se mueven entre 1 y 2 contagios.