Un matrimonio benaventano está intentando contactar con las personas que les socorrieron después de sufrir un grave percance en la plaza de la Constitución de Zamora para agredecerles su ayuda en tan complicado trance.

Según relata Antonio Lira, el 11 de diciembre pasado caminaba junto a su mujer, Lourdes Sotillo por la plaza de la Constitución cuando, a la altura de la esquina de la Subdelegación del Gobierno más próxima al Mercado de Abastos la señora tropezó con el irregular adoquinado, dándose de bruces contra el suelo.

Antonio comenta cómo "ocurrió todo de forma muy repentina, de tal suerte que no me dio tiempo a sujetar a mi mujer". De inmediato, los viandantes que se percataron del suceso acudieron en socorro de la accidentada, que sangraba profusamente. Llegó la ambulancia y se llevó a Lourdes, pero no dejó subir a su marido, debido a que la normativa lo prohíbe.

De inmediato un matrimonio de los que habían ayudado a la pareja se ofreció a acercar a Antonio hasta el hospital Virgen de la Concha en su vehículo y pudo estar al lado de su mujer, que se produjo heridas de consideración en la cara.

"Con el nerviosismo del momento no cogí el teléfono de estas personas y quería contactar con ellas simplemente para agradecerles su ayuda", afirma Antonio. Intentó dar con ellos acudiendo al párking y también recurrió a la Policía Local y Nacional, pero fue imposible encontrar ninguna pista, "debido a la ley de protección de datos".

Por ello Antonio hace un llamamiento a estas personas para que se pongan en contacto con él (980 63 63 97) o con su mujer Lourdes (620 92 02 92) simplemente para agradecerles su ayuda en unos momentos tan delicados.