Kiosko La Opinión de Zamora

La Opinión de Zamora

Carmen Ferreras

Zamoreando

Carmen Ferreras

Cara Navidad

Cada vez la cuesta arriba emprendida es más empinada

ESPAÑA CONSUMO NAVIDAD MARISCAL

No puedo entender, según está la situación del país y en el país, que algo tan básico como la cesta de la compra, encarezca considerablemente. No hablo de angulas, de bogavante o de alimentos extraordinarios y puede que exóticos. Hablo de patatas, de berenjenas, de aceite de oliva, de manzanas, de pimientos verdes. Se han puesto por las nubes. En otro tiempo y en España solía hablarse de alimentos de ricos y pobres, en la actualidad los alimentos en España son todos de ricos.

La cesta de la compra está imposible. ¿Cómo vamos a consumir si no nos llega? Si compramos no ahorramos y con todos los fantasmas que se ciernen sobre la economía en España, lo mejor que podemos hacer es tener un colchoncito económico por lo que pueda pasar, porque pinta en bastos.

Las principales cadenas de supermercados han disparado sus precios. No se libra una sola. Con el endurecimiento de la crisis, y a pesar de la crítica situación económica de las familias, las cadenas aludidas han optado por subir los precios que es justo lo contrario que hicieron entre 2008 y 2010. Y esto no hay Yolanda Díaz que lo detenga.

Aquellos que pensaron que la crisis iba a ser más corta, se equivocaron. La crisis actual es de larga duración

decoration

Aquellos que pensaron que la crisis iba a ser más corta, se equivocaron. La crisis actual es de larga duración. La crisis actual está durando más de lo deseado. Lo terrible es que ya no volveremos a conocer tiempos de bonanza como los pasados en los que todos parecíamos los ricos del barrio en forma de dos viviendas, televisores de plasma, móviles de última generación y grandes coches y no sólo en tamaño sino también en cilindrada.

Lo que siguen haciendo sin pudor alguno las grandes superficies es abominable. No han subido unos pocos céntimos, han ido más allá. Esta Navidad no ha quedado otra que adelantar las compras y congelar. Hay hogares donde ya se han planteado la elaboración de los tradicionales platos de cuchara y algún que otro pequeño exceso, tan pequeño que no se va a notar en la mesa, aunque sí en el bolsillo. Cada vez podemos ahorrar menos. Cada vez la cuesta arriba que hemos emprendido es más empinada.

Como sigamos así, la mejor dieta milagro será la de no comprar alimentos o por lo menos no todos los que las firmas vienen encareciendo considerablemente. Ni las humildes patatas se libran. Si hacer hoy una rica tortilla española es un derroche. En muchos hogares será el aperitivonaideño, porque la cesta de la compra no se va a comportar como nuestro bolsillo espera, hasta el punto de que esta de gracia será una cara Navidad.

Compartir el artículo

stats