Con el líder a once puntos, pero plenamente metido en la lucha por el play-off a Primera RFEF, el nuevo Zamora CF vuelve hoy al Ruta de la Plata. El equipo rojiblanco regresa a casa después de sus encuentros en Palencia (1-0) y Valladolid (1-3), y lo hace con tres caras nuevas en su plantilla y sin Altube y Pereiro, que han seguido los pasos de Rueda y Marc Caballé y han causado baja en la entidad de la capital del Duero. Las llegadas de Carlos López, Cristian Galas y Théo Chendri son, sin duda, ilusionantes en esta segunda etapa de la competición en la que la plantilla debe dar un paso al frente y subir todavía más el nivel si quiere cumplir con los objetivos marcados. La segunda vuelta de la Liga tuvo un gran inicio con un incontestable triunfo ante el Promesas, aderezado, además, con buen juego por parte de los de Yago Iglesias, una imagen con la que esperan poder deleitar a su afición esta tarde desde las 17.30 horas frente al CD Laredo.

El objetivo es claro, y así lo admitió el entrenador en la previa del partido, y es que quieren quitarse la espinita del encuentro de ida que fue, además, con el que debutaron en la temporada 22-23, un 1-0 con expulsión incluida de Pana que dejó muy malas sensaciones a la expedición zamorana. La situación ha cambiado mucho desde entonces y el Zamora CF es un equipo mucho más maduro que por fin ha encontrado la fórmula de la victoria.

Para este encuentro siguen las bajas de Javi Duro, Ares y Dani Hernández, pero sí se espera el debut de alguno de los nuevos efectivos, aunque sea desde el banquillo. De este modo, sabiendo que los nuevos, sobre todo Charly López y Galas, están listos para debutar, el técnico avanzó que pondrán en juego un once “versátil dentro de las variantes que nos puede ofrecer el Laredo”, y es probable que se trate de un once muy similar al que salió de inicio la pasada semana dejando pólvora en la recámara.

Enfrente estará un equipo que estrena técnico, Iñaki Zurimendi, e Iglesias se mostró convencido de que el choque se parecerá muy poco al de la primera vuelta. En este sentido, recordó que en aquel momento “solo los habíamos visto en pretemporada”, y para el partido de hoy “hemos visto lo que han hechos las otras semanas” aunque admitió que puede haber cambios dada la llegada de un nuevo técnico. Aun así, el gallego sí subrayó que la encajada fue una derrota que “nos dolió y es el momento de hacer un buen partido y quitarnos esa espinita”.

Mientras, el nuevo inquilino del banquillo cántabro, Iñaki Zurimendi, también habló del conjunto rojiblanco, y situó a Theo como una de las piezas a tener en cuenta para preparar el envite en el Ruta de la Plata. “En función de cómo le presione el rival, le incorporan por delante o por detrás. Es un equipo con calidad, con jugadores con experiencia. No arrancó bien, pero ya están con una dinámica buena”, señaló ante los suyos. Con estas premisas, el equipo rojiblanco espera cumplir con su papel de favorito y que este remozado Zamora de un nuevo paso al frente.