Kiosko La Opinión de Zamora

La Opinión de Zamora

El proyecto de Mahíde para garantizar el abastecimiento de agua

Tras los efectos del incendio de la Sierra de la Culebra, en Pobladura se mejora la captación, y Boya y La Torre habilitan pozos de emergencia

Javier Faúndez, el alcalde de Mahíde y otros representantes muncipales visitan la estación depuradora y debajo fuentes del municipio Ch. S.

El Ayuntamiento de Mahíde de Aliste (La Torre, San Pedro de las Herrerías, Pobladura y Boya), cuya Comparación Municipal preside Roberto Cisneros Sanabria, garantizará a corto, medio y largo plazo el abastecimiento domiciliario de agua potable en sus cinco pueblos a lo largo de los 365 días del año.

Las actuaciones de adecuación y mejora de todas las redes de abastecimiento domiciliario de agua potable se han ejecutado sobre proyecto técnico del arquitecto Javier Ferrero Díez, con un presupuesto base de licitación para su ejecución mediante contrata de 27.838 euros. La financiación ha corrido a cargo de la Diputación Provincial de Zamora (25.053,83 euros) y del Ayuntamiento de Mahíde (2.783,76). La inversión económica por pueblos, más los impuestos, ha sido de 7.022,84 euros en Mahide de Aliste, 5.991,76 en Pobladura, 6.777,63 en La Torre, 5.114,48 en Boya y 2.970,88 en San Pedro de las Herrerías.

Las obras se han centrado en la sustitución de todas las llaves de paso de agua potable que no funcionaban correctamente o estaban averiadas. El objetivo, ya conseguido, es dotar al municipio de unas redes sectorializadas para que en caso de producirse averías el corte de agua afecte a la menor cantidad de usuarios posible, pues se podrá cortar sólo la calle afectada. Hasta ahora en muchos casos una avería prácticamente traía como consecuencia dejar sin suministro a todo el pueblo.

Dentro de las redes de los pueblos existen diámetros de tuberías y por lo tanto de llaves de paso que varían entre loe 63, 75, 90 y 110 milímetros, dominando en lo que respecta a las conducciones las de PVC de alta presión, aunque ya existe algunas de PEAD: polietileno de alta densidad más apropiada para la construcción de redes de conducción de agua gracias a su balance entre funcionalidad, duración (su tiempo de vida es de alrededor de 50 años su va enterrada) y coste.

Mahíde elimina el hierro y sectorializa las redes para controlar las averías de agua Chany Sebastián

Los trabajos han incluido por otra parte el cambio de todas las bocas de riegos tipo “Barcelona” que estaban averiadas o con deficiencias. Lo que se busca es tener una infraestructura de emergencia en perfectas condiciones para poder actuar con la máxima celeridad en el caso de producirse incendios urbanos.

La segunda actuación en importancia se está centrando en garantizar la salubridad del agua cuando esta contiene altos índices de minerales: en Aliste son habituales los excesos en hierro, manganeso y arsénico en los acuíferos subterráneos de más de 100 metros de profundidad.

La localidad de Mahide tiene su pozo de sondeo y su depósito general de almacenamiento y distribución en el paraje de “El Gestil”, área cercana al casco urbano donde se ubica el colegio comarcal “Santa María Egipciaca” ahora cerrado. Allí es donde se ha construido y puesto en marcha la ETAP (Estación de Tratamiento de Agua Potable”.

La Torre de Aliste se abastece de agua mediante la captación superficial del paraje “Llamasfraguas”, junto al ferrocarril, en el entorno de la Sierra de la Culebra. Desde allí el agua va por su propio peso hasta el depósito de almacenamiento y distribución de “Los Jarales”, cerca del casco urbano, donde también se halla un depósito abierto para la carga de helicópteros y efectivos de tierra en caso de fuegos.

Ahora se ha perforado un pozo de sondeo de emergencia que ya está listo para extraer aguas subterráneas caso de ser necesario. El problema está en el alto índice de minerales: hierro.

Junto al acuífero subterráneo se instalará una estación de tratamiento de agua potable, la cual ya debería estar instalada, pero ello no ha sido posible a causa de las fuertes lluvias. De hecho, se habilitó un camino de 600 metros desde la “Carretera de la Estación”, que va desde La Torre hasta la Sierra de la Culebra, con zahorrra traída de Ferreruela de Tábara y apisonada con un rodillo, pero ha llovido tanto que no puede entrar el camión.

Una vez que se concentran en el pago “Los Jarales” pozo de sondeo, depósito y ETAP, se ha procedido a cerrar el recinto con una valla metálica de dos metros de alto con vista a que nadie pueda entrar en él.

Mahíde elimina el hierro y sectorializa las redes para controlar las averías de agua Chany Sebastián

Por último, también se ha perforado un pozo de sondeo de emergencia en Boya y en Pobladura se acondicionaron de las captaciones de agua. Inicialmente en Aliste se optó por las ETAP convencionales, las cuales, aparte de unos altos costes, en torno a 100.000 euros, cuentan con el problema de la licitación, contratación y ejecución que en muchos casos se extiende a dos años. Las plantas de tratamiento compactas, pueden instalarse en siete días y su coste suele situarse en alrededor de 47.000 euros como es el caso de la instalada en Mahíde.

Equipos

Las estaciones compactas instaladas por Anadur para filtración de hierro, manganeso y arsénico facilitan su puesta en marcha acortando los tiempos dado que se suministra totalmente montada, dentro de una caseta, lista para colocar sobre una plafaforma de hormigón.

La planta potabilizadora ofrece unos equipos que vienen con todos los elementos necesarios para su control mediante GPS. La tecnología empleada en estas plantas compactas de filtración logra aportar un agua potable a muy bajo coste de instalación, teniendo además unos costes de mantenimiento mínimos.

El proceso de potabilización se realiza en cinco etapas diferentes, una primera de oxidación, aireación y cloración; dos etapas de filtración mediante absorción con doble botella de filtrado y otras dos finales en las que se equilibra el ph del agua y se añade hipoclorito para garantizar la desinfección del agua potable.

La plantas y mejora de las captaciones las han cofinanciado la Junta de Castilla y León con la Diputación de Zamora.

El municipio de Mahíde fue uno de los más afectados por el incendio de la Sierra de la Culebra del 15 de junio de 2022: con una superficie de 10.820 hectáreas de terrenos públicos y privados fueron arrasados por el fuego 5.666 (el 52,37%): 1.900 de 2.074 en Boya, 253 de 481 en San Pedro 850 de 2.740 en Mahide, 1.325 de 2.740 en Pobladura y 1.388 de 2745 en La Torre.

Disponer “de agua es un derecho para los vecinos y un deber garantizarlo para las instituciones, pero tenemos que hacer un uso responsable de ella. Hay que estar preparados, vendrán años muy malos y el agua puede escasear” señala Laurentino Peláez Lorenzo alcalde de La Torre.

Compartir el artículo

stats