Kiosko La Opinión de Zamora

La Opinión de Zamora

El Ayuntamiento de San Vitero, condenado a pagar 129.591 euros al exsecretario

El Tribunal Supremo da la razón al empleado interino, que denunció al consistorio alistano por no cobrar las seis últimas nominas de 2019

Sede del Ayuntamiento de San Vitero. | Ch. S.

El Ayuntamiento de San Vitero (San Juan del Rebollar, El Poyo, San Cristóbal de Aliste y Villarino de Cebal) deberá abonar un total de 131.091,75 euros por el despido improcedente del antiguo secretario e interventor entre la indemnización a pagar al denunciante y las costas judiciales, a lo que habrá de sumarse las minutas de los letrados que han representado al consistorio alistano, primero en el juicio de Zamora y luego en los posteriores recursos en Valladolid y Madrid.

Un duro e irreversible revés para un ayuntamiento que ha vivido endeudado la mayor parte de lo que llevamos del siglo XXI y que ahora deberá destinar aproximadamente una cuarta parte de su presupuesto general anual para poder hacer frente a su pago.

El Tribunal Supremo, con sede en Madrid, ha desestimado el recurso de casación para la unificación de doctrina interpuesto por la letrada C. T. G. en nombre y representación del Ayuntamiento de San Vitero contra la sentencia dictada el día 1 de febrero de 2021 por la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León con sede en Valladolid, en el recurso de suplicación numero 1990 de 2020, que resolvió el formulado contra la sentencia del Juzgado de lo Social numero 1 de Zamora de fecha 25 de octubre de 2020, recaída en autos numero 17/ 2020, seguidos a instancia del letrado Onésimo contra el Ayuntamiento de San Vitero.

El ayuntamiento de San Vitero, tras la primera sentencia y los dos recursos fallidos, ha sido condenado por el Tribunal Supremo a pagar definitivamente, ya no cabrían más recursos, la cantidad total de 129.591,75 euros al extrabajador municipal que desarrollara 29 años su labor como secretario e interventor interino: además de “Con la imposición al recurrente de las costas en cuantía de 1.500 euros”.

En el caso de no cumplirse voluntariamente el pago la cosa podría aún a peor pues se le impondrían unos intereses del 3%

decoration

En el caso de no cumplirse voluntariamente el pago la cosa podría aún a peor pues se le impondrían unos intereses del 3% sobre los 129.591,75 euros. Los abogados del demandante ya han pedido la ejecución efectiva de la sentencia. En el caso de tener que hacerse un nuevo requerimiento, por plazo de un mes, los intereses podrían subir hasta el 5% lo que acarrearía un coste adicional, según expertos relacionados con el “Caso del Secretario”, de alrededor de 600 euros mensuales y así sucesivamente hasta ejecutar el pago.

José Antonio Alonso Vara entró a trabajar en el Ayuntamiento de San Vitero con fecha del 1 de mayo de 1990, con lo cual allí desarrollo su labor como secretario e interventor interino, no tenía habilitación nacional, durante un período de cercano ya a los treinta años seguidos.

Se trata del secretario que ha tenido a más alcaldes al mando, seis, en toda la comarca natural de Aliste, Tábara y Alba durante la era democrática municipal iniciada con las primeras elecciones municipales celebradas el día 3 de abril del año 1979: José Tola Ramos, Agustina Calvo Fernández y Rafael Caballero Alonso (PP), Santiago Ortiz Mezquita (CDS), María Jesús Prada Elena (Unión Centrista Liberal) y Vanesa Mezquita Mezquita (PSOE).

Durante un tiempo trabajó también en el Ayuntamiento de Ferreras de Abajo con Gregorio José San Pedro Fernández de alcalde. Fue el secretario en democracia con más mociones de censura vividas: dos en San Vitero y una en Ferreras de Abajo.

La elecciones del 28 de mayo de 2019 cambiaron el signo d gobierno municipal, José Tola Ramos fracasó en su deseo de recuperar la Alcaldía, que dejó en 2015, ganando la candidatura del PSOE encabezada por Vanesa Mezquita Mezquita (alcaldesa).

El día 7 de enero del año 2020, el secretario e interventor, al parecer estando de baja, presentaba una reclamación al Ayuntamiento de San Vitero, según el PP: “Por retrasos reiterados en el abono de nóminas, solicitando su pago y la rescisión del contrato por incumplimientos muy graves del Ayuntamiento con derecho a indemnización como si se tratase de un despido improcedente”.

Vanesa Mezquita y José Tola. | Ch. S.

Siempre según el grupo municipal del Partido Popular se “Le adeudaban cuatro mensualidades de 2019 (septiembre, octubre, noviembre y diciembre), más dos pagas extras (verano y navidad de 2019), llegando a soportar retrasos de hasta seis meses en alguna de sus retribuciones (en concreto las del verano de 2019)”.

El Ayuntamiento de San Vitero “Alegó que los retrasos eran debidos a una situación de falta de liquidez, que otros dos trabajadores tampoco habían cobrado y que se estaba en ese momento pendiente de que tomará posesión la nueva secretaria”

Sin embargo, tanto el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León como el Tribunal Supremo, según la parte demandante: “Desestiman todos sus argumentos e incluso declaran probado que en noviembre de 2019 se recibió por parte de la Diputación de Zamora una transferencia de 70.000 euros, siendo que hasta enero no se efectúa el primer pago”.

El Ayuntamiento abonaría el 7 y 14 de enero de 2020, después de la reclamación, las nóminas de agosto a diciembre y la paga de verano el 7 y la de navidad el 8 de enero de ese mismo año.

Según el grupo municipal del Partido Popular, al secretario se le adeudaban mensualidades de 2019

decoration

Desde el Partido Popular se considera que “Todo esto ha sido un capricho de la alcaldesa con un trabajador que estaba desarrollando su trabajo y al que faltaba poco tiempo para jubilarse y que ofreció antes del primer juicio la posibilidad de llegar a un acuerdo que Vanesa Mezquita no aceptó” añadiendo “Un capricho que de entrada ya ha costado más de 130.000 euros que pagarán a día de hoy los vecinos de San Vitero y sus anejos de El Poyo, San Cristóbal de Aliste, San Juan del Rebollar y Villarino de Cebal”.

El grupo del PP en el ayuntamiento de San Vitero integrado por tres ediles, José Tola Ramos (exalcalde), Agustín Manzanas Cerezal y Felisa Del Buey González, pedirá la convocatoria de un pleno extraordinario y urgente “Para que la alcaldesa informe de los costes totales que está suponiendo para las arcas municipales el despido del secretario y preguntará a Vanesa Mezquita si el Ayuntamiento tiene abiertas y en proceso otras causas pendientes”.

Las 3 sentencias habidas hasta ahora han sido favorables al exsecretario: Juzgado de los Social de Zamora (25 de octubre de 2020), Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León en Valladolid (el1 de febrero de 2021) y ahora Tribunal Supremo en Madrid.

El Ayuntamiento de San Vitero ha vivido una gestión que le llevo en 2009 a una deuda viva histórica de 275.000 euros (411 euros por vecino) y aunque mejoró la cosa José Tola dejó la alcaldía en 2015 con 144.000 de deuda. Con Rafael Caballero y la Ley Montoro de Estabilidad Presupuestaria en cuatro años se bajo a 37.000. En 2020 ya con Vanesa Mezquita de alcaldesa se bajaba a 8.000 para situarse en cero en 2021.

El presente año 2022 ha estado inmerso en la polémica para el Ayuntamiento de San Vitero. La penúltima fue la perdida de la subvención que cada año recibe de la Diputación Provincial de Zamora para la Jornada de Exaltación de la Raza Asnal “Zamorano-Leonesa” de 19 de marzo. El Consistorio se acogió a la convocatoria, presento la solicitud, pidiendo una ayuda de 8.700 euros. Le habría correspondido una subvención de 5.000 euros pero se olvidaron de cumplir un requisito imprescindible: inscribir la feria en el calendario anual de certámenes ganaderos de la Junta de Castilla y León.

Compartir el artículo

stats