La columna del lector

La paradoja del valor: ¿Por qué los diamantes son más caros que la leche?

18.09.2015 | 23:56

Parece algo obvio pensar que nadie pagaría más por un litro de leche que por un pequeño diamante pero la automatización de este pensamiento no es buena ya que normalizar algo que no es natural es un hecho que puede llegar a ser un problema para la sociedad.

Para comprender esta paradoja y este tipo de realidades que existen en nuestra sociedad tendremos que hacer mención al término marginal, término usado en economía que nos explica que si hay una gran abundancia de un bien su valor disminuye conforme hacemos uso de dicho bien.

Por ejemplo, si nos encontramos en Zamora capital y nos propusieran cambiar nuestra botella de un litro de agua por un diamante ¿lo haríamos? Pero si nos hicieran esta misma propuesta en medio del desierto donde nos encontramos perdidos, ¿lo haríamos?

Hay un dicho que reza así "de fútbol y de medicina todos opinan" yo añadiría el termino economía sin dudarlo en esa rima. Todos podemos opinar, decir, comentar, pero yo creo que nadie debería tirar piedras contra su propio tejado, todos aquellos que hablan de "libre mercado", "si sobra leche que cierren explotaciones", entendiendo que al decir eso y viendo que el precio de la leche baja es porque estas personas piensan que hay un exceso de oferta de leche, a estas personas yo les preguntaría ¿realmente sobra? Y ¿por qué si hay tanta gente sin trabajo queriendo trabajar no disminuye el sueldo de los trabajadores hasta alcanzar el punto de equilibrio en el que todo el mundo trabaje con un sueldo muy por debajo del que existe ahora?

Las hormigas recogen cuando hay mucho cereal y se alimentan de él cuando no la hay; nos pudiera pasar a los españoles lo que a la cigarra que cuando quisiéramos leche no hubiera ya ningún ganadero para levantarse a las seis de la mañana para atender su explotación y proporcionarnos ese bien tan preciado en nuestros desayunos como es la leche, ¿Dónde la iríamos a buscar? ¿Gastaríamos nuestros diamantes en traer leche de otros lugares? ¿Y si de forma inesperada en esos lugares prefirieran su leche a nuestros diamantes? ¿Qué haríamos?

La definición de economía que nos enseñan cuando estudiamos es: "La economía es la gestión de los recursos limitados para satisfacer necesidades ilimitadas". Yo añadiría que la ciencia económica es la ciencia que debe ocuparse de gestionar recursos a priori ilimitados para satisfaces necesidades que creemos que son limitadas. De esta forma conseguiremos no quedarnos sin estos bienes que en algún momento no les dimos la importancia que tenían porque creímos que eran ilimitados y su valor para nosotros en ese instante era cero. No valoramos las cosas hasta que carecemos de ellas, esperemos que la leche la aprendamos antes a valorar.

Luis Miguel Huerga Gallego

San Cristóbal de Entreviñas (Zamora)

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine