Siete muertos en las carreteras de Zamora el pasado año, uno más que en 2020

La siniestralidad baja con respecto a la época de prepandemia

Un accidente de tráfico en la A-6

Un accidente de tráfico en la A-6 / IGNACIO FORTUOSO

Carlos Gil Andrés

Carlos Gil Andrés

Las carreteras zamoranas se han cobrado siete víctimas mortales en el recién finalizado 2021, una más que en el año precedente, en que fueron seis los fallecidos en ruta, según los datos facilitados por la Delegación del Gobierno en Castilla y León. La comparativa con 2020 puede estar distorsionada debido a que durante ese año la provincia permaneció durante muchos meses confinada o con movilidad reducida. Si se compara con el último año prepandemia, 2019, los fallecidos en accidentes han disminuido en cuatro, al pasar de 11 a 7.

En 2021 se produjeron 77 siniestros mortales en las carreteras de Castilla y León en los que fallecieron 92 personas y otras 25 resultaron heridas graves. Estas cifras representan 4 fallecidos menos (- 4%) que en 2019 (año de referencia) y el segundo año menos mortal de la serie histórica, solo por detrás de 2020, año en el que fallecieron 89 personas, aunque la estadística se encuentra distorsionada por la pandemia.

 La delegada de Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, ha señalado en la presentación de estos datos que “el balance de siniestralidad vial de 2021 nos indica que hemos mantenido la tendencia positiva de reducción de la siniestralidad que experimentamos en la última década, pero la valoración no puede ser positiva porque 92 fallecidos en carretera de Castilla y León el pasado año son 92 familias rotas, y no podemos permitirnos ninguna”.

La cifra de 25 heridos graves como consecuencia de un siniestro vial crece en 2 personas, un 9% más que la registrada en 2019 (23).

 MOVILIDAD, PARQUE Y CENSO DE CONDUCTORES

 En lo que a movilidad se refiere, durante el pasado año se registraron 57,8 millones de movimientos de largo recorrido por carretera en Castilla y León, lo que supone un 6% menos que los realizados en 2019 (61,4 millones) y un 27% más con respecto a 2020.

 Por otro lado, el parque de vehículos se ha incrementado en un 2% en la Comunidad Autónoma respecto a 2019, llegando a los 1,8 millones, y, sin embargo, el censo de conductores se mantiene igual que en 2019, con 1,4 millones.

EN PROFUNDIDAD

Por periodos del año. Los descensos de la mortalidad y la movilidad no han tenido un comportamiento homogéneo a lo largo del año. En Castilla y León, de enero a junio, se registró un aumento de fallecimientos, aunque la movilidad no se había recuperado todavía. El verano, en cambio, finalizó con niveles de movilidad muy similares a 2019 y una reducción de los fallecidos de un 7 % El tercer cuatrimestre, con mayor movilidad, los fallecidos descendieron un 23 %.

Por tipo de vía. Respecto a 2019, descienden los fallecidos en carretera convencional con -10% y aumentan los en autopista y autovía con +24%. Concretamente, 71 personas fallecieron en accidentes de tráfico que tuvieron lugar en vías convencionales (77%) y 21 en autopista y autovía (23%), de modo que se mantiene estable la relación de que, cada 4 fallecidos, 3 son en carretera convencional y 1 en autopista y autovía.

Por tipo de accidente. Respecto a 2019, disminuyen un 30% los fallecidos en salida de la vía y un 38% los fallecidos en colisiones frontales. La salida de vía sigue siendo el tipo de accidente más frecuente con el 34% de los fallecidos.

Por tipo de usuario. El 34% de los fallecidos eran usuarios vulnerables, es decir, peatones, ciclistas, ciclomotoristas y motoristas. En concreto han sido 31 fallecidos, 5 menos que los 36 de 2019.

Por modo de desplazamiento. Desciende el número de motoristas fallecidos un 32%. Respecto al número de peatones fallecidos (11), 9 fueron en autopista y autovía y 2 en carretera convencional. Entre los 9 fallecidos en vías de alta ocupación, 7 fueron conductores u ocupantes que se habían bajado del vehículo y 2 peatones caminando o cruzando.

 Por edad. El mayor descenso por franja de edad se produce en el grupo de 45 a 54 años con un -20%. Aumenta la siniestralidad del grupo de 55 a 64 años, de 12 fallecidos en 2019 a 23 en 2021.

 Por día de la semana. El 75% de los fallecidos se registró entre semana (69 fallecidos) y el 25% en fin de semana (23 fallecidos).

Mientras que en el año 2019, el 56% fue entre semana y el 44% en fin de semana.

Accesorios de seguridad. 11 personas que viajaban en turismo y furgoneta (20%) no llevaban el cinturón de seguridad en el momento del accidente. Tampoco hacían uso del casco 1 ciclista y 1 motorista.

Por provincias. Disminuyen las personas fallecidas en Ávila, León, Salamanca ,Segovia y Zamora, mientras que aumentan en Burgos , Palencia , Soria y Valladolid.

12%