Kiosko La Opinión de Zamora

La Opinión de Zamora

La “Flor de Hierro” zamorana

Lola González Ruiz, superviviente de la matanza de los abogados de Atocha hace ahora 46 años, protagoniza una serie que prepara Televisión Española

Imágenes de Lola González durante sus veranos en Zamora (del libro de González Vallvé) L.O.Z.

Cuando se cumplen 46 años de la matanza de los abogados Atocha, Televisión Española ha dado el visto bueno a una serie, “Flores de Hierro”, de siete capítulos sobre cuatro de las abogadas supervivientes, con protagonismo especial de Lola González Ruiz, una leonesa que durante su infancia y juventud estuvo muy vinculada a Zamora, donde tenía familia, amigos y pasó sus vacaciones de Semana Santa y verano.

“Flores de Hierro” es una serie creada por Patricia Ferreira (autora de “Sé quién eres”) y Marta Sánchez (“Supernormal” o “Madres”) que en principio abanderó Movistar + y que ahora retoma Televisión Española tras renunciar la plataforma al proyecto.

Aunque en la serie aparecerán rostros conocidos como los de Cristina Almeida, Manuela Carmena o Paquita Sauquillo, la protagonista será Lola González Ruiz, y transcurre desde el año 1969, cuando recala en Madrid para estudiar Derecho hasta el 24 de enero de 1977, cuando se produce la matanza de abogados de Atocha que dejó cinco fallecidos por los disparos de los ultraderechistas: Javier Sauquillo, Javier Benavides, Enrique Valdevira, Serafín Holgado y Ángel Rodríguez.

La “Flor de Hierro” con la cuadrilla de amigos de Zamora Libro autobiográfico de Vallvé

Lola estudia Derecho en Madrid y milita en el Frente de Liberación Popular (conocido como Felipe). Casi al final de la carrera es detenida junto con otras personas, entre ellas su novio, Enrique Ruano que oficialmente “se suicidó” arrojándose desde una ventana, aunque todo el mundo sospecha que fueron los propios agentes de la Brigada Político Social los que le arrojaron al vacío.

Era el 20 de enero del año 1969. Desde ese instante, Lola se centra, con Cristina, Manuela y Paca, en derrotar a la dictadura franquista buscando los resquicios legales que ayuden a sus defendidos. Una labor que las coloca en el punto de mira de las fuerzas de ultraderecha, muy poderosas aún por esas fechas y que desemboca en el asalto del despacho de abogados laboralistas de Atocha 55, donde estaban reunidos los abogados del Partido Comunista de España que asesoraban a las asociaciones de vecinos.

Entre los fallecidos está Javier Sauquillo, la nueva pareja de la abogada, al que los asesinos remataron con un tiro de gracia. Lola sobrevivió, aunque con graves heridas el la mandíbula, que le obligaron a pasar en numerosas ocasiones por el quirófano y la pérdida del hijo que esperaba. Lola fallecería años después, en el año 2015, en su domicilio de un cáncer de pulmón.

Lola González Ruiz L.O.Z.

Vinculación con Zamora

Aunque natural de León, donde su familia tenía una de las sedes del negocio textil, Lola González Ruiz, con familia en Zamora, recalaba en la ciudad en las vacaciones de Semana Santa y de verano. Conocida como Mariló o Loli, como prefería que la llamaran tenía, su grupo de amigos que incluían gentes tan dispares como Francisco Molina (que fuera posteriormente dirigente de IU), Miguel Ángel Pertejo (empresario y concejal), José Luis González Vallvé (consejero de la Junta), Antolín Martín (presidente de la Diputación), Ramiro Muñoz Haedo (dirigente comunista) o José María Francia (socialista).

Una pandilla que describe Vallvé en su libro autobiográfico “El olor del coche de mi padre” e incluía a María Eva González y su prima Loli, ambas nietas de Dídimo González, el fundador del comercio La Perla. Loli era hija de Alberto González Castellano y Dolores Ruiz, que regentaban en Madrid las Sederías González.

Sus amigos ya definen a una Loli de principios de la década de los 50, con 15 o 16 años con una personalidad muy definida y muy atractiva. “Nos cautivó a todos. No es que fuera la más guapa o la más inteligente, pero tenía algo que hacía gravitar todo a su alrededor” comentan quienes la conocieron entonces. Loli se divertía en Zamora, salía en procesión, acudía a la “Boite” la sala de guateques. Solidaria, ya en Madrid entró en política y espaciaba más sus visitas a Zamora.

Compartir el artículo

stats