A punto de acabar el año el coronavirus parece haber moderado su avance durante estas fechas navideñas, por más que Zamora sea la provincia de la comunidad con una mayor incidencia de la enfermedad y se sigan produciendo muertes por esta causa.

La velocidad de reproducción del virus (0,78 contagios por cada infectado) sigue apuntando a una buena evolución a la baja de la enfermedad. Y eso que Zamora, con 263 casos por cien mil habitantes entre los mayores de 60 años es la única provincia de la comunidad fuera de la nueva normalidad. De hecho la media autonómica es de 173 casos por cien mil entre los mayores de esa edad que se supone que es la de más riesgo.

En el hospital la situación es muy estable. Sigue habiendo 22 personas con coronavirus ingresadas en planta y una en la UCI. Y tampoco evoluciona a mejor la mortalidad, ya que cada actualización de datos, en tres o cuatro días, se registra un nuevo fallecimiento. Es lo que ha ocurrido desde el viernes, un nuevo fallecido que eleva la cifra de muertos en el hospital a 708 desde el inicio de la pandemia y en las residencias de mayores 371. Los infectados desde que llegó el coronavirus a Zamora, en marzo de 2020, llegan a 55.529 personas.

Grandes poblaciones

La situación mejora en Zamora capital, con una incidencia de 247 casos y 21 contagios en la última semana, empeora un poco en Benavente, con 369 de incidencia y 8 casos nuevos y está en niveles bajos en el resto de grandes localidades de la provincia, con dos casos en la última semana en Coreses, uno en Villaralbo, Fuentesaúco, Villalpando, San Cristóbal de Entreviñas, Fermoselle y Santa Cristina de la Polvorosa y ninguno en Toro, Morales del Vino, Moraleja del Vino, Puebla de Sanabria, Alcañices y Bermillo de Sayago.

Vacuna a demanda

Por otra parte, la Consejería de Sanidad informa que respetará el acuerdo del Consejo Interterritorial de Salud y pondrá la cuarta dosis de la vacuna del coronavirus a los menores de 60 años sin factores de riesgo, pero sólo a demanda, es decir, a las personas que lo pidan expresamente en su centro salud. No habrá por tanto llamamientos para la vacunación de estas personas ni tampoco un sistema que permita completar la autocita, por lo que la única forma de ponerse la dosis es acudiendo al centro de salud para pedirla.

Esta cuarta dosis estaba indicada para mayores de 60 años y personas con factores de riesgo o de profesiones más expuestas y en esos casos sí ha habido una organización de llamamientos y autocitas. Sin embargo, para los menores de 60 años fuera de estos grupos la Consejería de Sanidad no ha realizado ninguna campaña de información.