Toro rinde un homenaje a las víctimas del COVID con un mural de Carlos Adeva

La obra, que decora el centro de salud, se inspira en el “Llanto de Venus en la muerte de Adonis” y complementa otra dedicada a los sanitarios

De izquierda a derecha, Álvarez, Adeva y Del Bien posan con el nuevo mural del centro de salud creado en homenaje a las víctimas del COVID. | M. J. C.

De izquierda a derecha, Álvarez, Adeva y Del Bien posan con el nuevo mural del centro de salud creado en homenaje a las víctimas del COVID. | M. J. C. / María Jesús Cachazo

“Sencillo, pero con mucha carga simbólica”. Con estas palabras, el artista toresano, Carlos Adeva, definió el nuevo mural inaugurado en el centro de salud y con el que ha pretendido rendir un homenaje a todas las víctimas del COVID.

Destacó Adeva que el mural evoca, a través de llamativas amapolas, el “Llanto de Venus en la muerte de Adonis”, lágrimas que por tan triste pérdida se convirtieron en flores. Además, añadió que la mano que en la obra sujeta una amapola simboliza “el recuerdo de los que ya no están”, en alusión a todas las víctimas de la pandemia, mientras que unos triángulos de color amarillo representan “la luz”.

Adeva ha dedicado los últimos días a crear el mural, junto al que ha pintado la inscripción “Toro. In Memoriam. Pandemia 2020-2021”, con el objetivo de que su inauguración coincidiera con el primer año del estado de alarma.

Mural que decora una pared lateral del acceso al servicio de Urgencia del centro de salud

Mural que decora una pared lateral del acceso al servicio de Urgencia del centro de salud / M. J. C.

Con la obra que decora uno de los laterales del acceso al servicio de Urgencias del centro de salud de la ciudad, el pintor completa el proyecto que ideó hace casi un año y con el que ha rendido su particular homenaje a las víctimas del COVID y a los sanitarios que trabajan sin descanso para atender a los enfermos.

El alcalde, Tomás del Bien, acompañado por el edil de Cultura, Gabriel Álvarez asistió a la inauguración y reconoció que el mural, además de un homenaje a los fallecidos por el COVID, también servirá para “dejar una huella del año tan duro que hemos pasado”, en alusión a que la pandemia también ha castigado a la ciudad de Toro.