Kiosko

La Opinión de Zamora

Semana Santa de Zamora

El cielo amarga a la Tercera Caída en Zamora

La Hermandad suspende su tercer desfile consecutivo tras dos cancelaciones por el COVID y limita su Lunes Santo a un acto en el interior de la iglesia de San Lázaro

VÍDEO | Suspensión de la procesión de la Tercera Caída en Zamora

VÍDEO | Procesión de Jesús en su Tercera Caída de la Semana Santa de Zamora 2022 Nico Rodríguez

Para ver este vídeo regístrate en La Opinión de Zamora o inicia sesión si ya estás registrado.

VÍDEO | Procesión de Jesús en su Tercera Caída de la Semana Santa de Zamora 2022 Natalia Sánchez

Pendientes del cielo y, sobre todo, de las aplicaciones que informan sobre el tiempo en el móvil. Así estuvieron ayer los cofrades de la Hermandad de Jesús en su Tercera Caída, en especial las cientos de mujeres que por primera vez podía desfilar, deseosos de salir tras dos años con sin procesiones por la pandemia.

Un hombre apesadumbrado. | Ana Burrieza

Con sus túnicas y formados en la cuesta de la Morana aguardaban el inicio del desfile cuando comenzó a llover minutos antes de las ocho y media.¿Saldrán o no?” se preguntaban las personas que, guarecidas de la lluvia bajo sus paraguas, aguardaban en las inmediaciones del templo de San Lázaro. Los músicos de las bandas aguantaron estoicamente al inicio de la Morana hasta que finalmente se movieron para guarecerse. “Tenemos que proteger los instrumentos” comentaba uno de ellos.

30

GALERIA | La Tercera Caída, en imágenes Ana Burrieza

La puerta grande de San Lázaro se entreabrió y volvió a cerrarse para a continuación situarse un grupo de hermanos. “Parece ser que salimos, pero con el recorrido corto”, comentaba uno a preguntas de un conocido cuando el reloj se aproximaba a las nueve de la noche. De repente las gotas comenzaron a incrementarse. Las caras de los encargados de organización se tornaron más serias hasta que finalmente llegó la noticia. “No se sale se suspende”, las palabras corrieron como la pólvora.

En las inmediaciones del templo las caras de los hermanos de fila reflejaban gran tristeza lo mismo que en el interior de San Lázaro, donde se encontraban los cargadores de La Despedida, Jesús en su Tercera Caída y la Amargura, que a primera hora de la tarde tuvieron que realizar una prueba de antígenos en cumplimiento del protocolo COVID aplicado por la hermandad.

El hermano protocolario (el responsable de la organización) Agustín Arias desde el presbiterio, donde se encontraba el coro, pidió a todos los presentes que se pusieran las mascarillas, explicó que la Banda de Música de Zamora iba a tocar “Mater Mea” y poco a poco se iban a levantar los pasos como en la Plaza Mayor. A los primeros acordes La cruz de yugos, la Corona y los pasos se dieron el relevo bailando. La tristeza flotaba en el ambiente y muchos fueron incapaces de aguantar las lágrimas. Con emoción en su rostro Merce Sesma captaba el momento con su móvil. “Somos toda la familia y tras dos años esperando, íbamos a salir por fin. Somos seis, mis hijas, de entre 21 y 7 años, mi marido y yo” decía esta mujer, “muy semanasantera”.

El capellán, Agustín Montalvo, tomó la palabra. “Tristes y contrariados tras dos años de espera” dijo y pidió orar por los hermanos fallecidos. Tras el rezo del Padrenuestro, el hermano regidor, José Fernández Nieto, pidió a la carga “bailar los pasos al unísono” como en la Plaza. A ritmo de tambor comenzaron a mecer los pasos y elementos y la banda tocó “La muerte no es el final” y el coro comenzó a entonarlo. “Muchas gracias y hasta el próximo año”, despidió el sencillo acto el hermano regidor.

Tras las despedidas y abrazos en el interior de San Lázaro, los pasos se cubrieron, y tras recibir la bendición del obispo, Fernando Valera, La Despedida y La Amargura, cubiertos por plásticos, volvieron al Museo de Semana Santa.

Compartir el artículo

stats