Kiosko

La Opinión de Zamora

Demetrio Madrid

La Europa de la unidad en la diversidad

La guerra en Ucrania hace necesario un mayor esfuerzo para revitalizar el proyecto europeo

EU-PRESIDENCY THIERRY ROGE

Escribo este artículo, precisarte, el día 9 de mayo el Día de Europa, que se celebra en evocación de la Paz y la unidad de Europa. También recuerda la “Declaración de Schuman”, en la que éste expuso su idea de una nueva forma de cooperación política en Europa, que hiciera inconcebible la guerra entre naciones europeas y que desde entonces, el año 2000 se utilizó el lema de la: “Unidad en la Diversidad”

Sus orígenes se remontan al 9 de Mayo de 1950, cuando el ministro francés Robert Suchuman, planteó a Alemania poner la producción franco-alemana del carbón y el acero bajo una alta autoridad común. Esta idea dio origen al nacimiento, hace 72 años, a lo que hoy conocemos como la Unión Europea. Desde entonces su evolución política y administrativa, en el marco de la política de exteriores y de seguridad, encomienda a la UE mantener los valores fundamentales y la independencia de sus Estados miembros, preservando la paz mundial y potenciar la seguridad.

Desgraciadamente la invasión de Ucrania, por parte del régimen del Kremlin nos ha metido en una nueva guerra (aunque no haya sido en la Unión Europea), pero Ucrania sí es Europa. Esta injustificable guerra de Putin contra Ucrania pone en riesgo la estabilidad, la paz y la seguridad europea y mundial. Esta estrategia del gobierno ruso intenta desestabilizar a Europa pero que cuenta, desgraciadamente, con algunos países con fuertes movimientos populistas de extrema derecha que están enfrentados con los demócratas de una Europa firme y con la mayoría de los ciudadanos que les han dado la espalda, como recientemente en la últimas elecciones presidenciales francesas.

La Unión debe ser clave para la respuesta a esta crisis, como lo ha sido contra la pandemia, también para forjar un futuro de paz, más próspero y más justo, también sostenible, donde nadie se quede atrás

decoration

La amenaza de movimientos de extrema derecha, con algunos gobiernos cómplices es real. Sus planes buscan minar el modelo europeo, atacando sus principios y valores fundamentales como la igualdad entre hombres y mujeres o de las personas migrantes. Por lo que, la respuesta de los demócratas en toda Europa ha de ser incuestionable y unánime. Y es que las propuestas de los populismos de extrema derecha (también de la llamada extrema izquierda) proponen soluciones fáciles y demagógicas, ante problemas difíciles sin importarles las consecuencias sociales y el sufrimiento de las mujeres de los niños y en general la población.

Sin embargo de esta crisis tenemos que salir fortalecidos, y nos tiene que hacer avanzar en la propia integración europea (Más Europa). Y es que la Unión debe ser clave para la respuesta a esta crisis, como lo ha sido contra la pandemia, también para forjar un futuro de paz, más próspero y más justo, también sostenible, donde nadie se quede atrás. Ante esta situación, será necesario un mayor esfuerzo para revitalizar el proyecto europeo, que es tanto como asegurar y reforzar la democracia, la libertad y la paz para el mundo.

Como repetidamente se ha dicho con razón, cuanto mayor es la crisis, la respuesta es más Europa. Todos tenemos que apoyar como lo hicieron en su fundación y en la buena dirección fundamentalmente los socialdemócratas y demócratascristianos como Adenauer, Jean Monnet, De Gasperi, Spack, y más tarde Mitterand, Helmunt Kohl, Felipe González y Jacques Delors…

Por todas estas razones, nos corresponde a los actuales europeos, seguir trabajando para garantizar soluciones y ofrecer un nuevo futuro a los ciudadanos para superar esta desgraciada e injusta guerra y sus consecuencias, pero también la pandemia, la situación social y económica, el cambio climático, la desigualdad de género o las injustas agresiones al sistema democrático.

Deberíamos seguir defendiendo todas las acciones necesarias emanadas del Gobierno, del Parlamento y de la Unión Europea, con el objetivo de cesar la ilegal e irracional agresión militar y restaurar la paz. Para ello es necesario la retirada de las tropas militares rusas y el reconocimiento de Ucrania y de sus instituciones, como Estado independiente y soberano, restaurando el cumplimiento del Derecho Internacional y de la Carta de las Naciones Unidas.

Como homenaje a tantos esfuerzos y personas que han hecho posible la Unión Europea, creo, emulando a Jacques Delors, que: “ Europa necesita un alma laica”.

Compartir el artículo

stats