Dani Hernández está lesionado y tendrá que ser operado. Los servicios médicos del Zamora CF han diagnosticado al capitán una fisura de estrés no consolidada en la tibia izquierda, una lesión que le hará pasar por quirófano próximamente.

El jugador se resintió de sus molestias en el último entrenamiento antes del partido frente al Bergantiños y no pudo viajar con el equipo. Finalmente, las pruebas confirmaron la lesión. "El tiempo de baja no se sabrá hasta que se realice la intervención", explican desde el club en un comunicado, aunque se estima que la baja puede ser de alrededor de ocho semanas, una vez que se realice la intervención. En estos momentos, el jugador está a la espera de conocer la fecha de la operación.

El capitán ya fue baja este pasado domingo contra el Bergantiños al agudizarse esta dolencia, que ya llevo un año arrastrando.