Kiosko

La Opinión de Zamora

Fútbol | Primera RFEF
César Villafañe Director Deportivo del Zamora CF

“Ya estamos trabajando para volver a Primera RFEF”

“A la afición le diría que lo siento en el alma” | “Nos sentaremos esta misma semana a hablar con Yago Iglesias”

César Villafañe. | J. L. F.

César Villafañe ha vivido, sin duda, su peor temporada desde que llegó al Zamora CF como director deportivo. Él mismo no ocultaba su tristeza por el descenso a Segunda RFEF, pero dejaba claro que piensa continuar en el puesto, en el que cuenta con la máxima confianza del presidente. El leonés ya trabaja en la próxima temporada y el paso número uno está claro, cerrar un entrenador, y lo primero que hará será sentarse con Yago Iglesias.

–Han pasado pocas horas desde que se certificó el descenso a Segunda RFEF, ¿cómo se encuentra?

–Es un cúmulo de sensaciones, hay tristeza, rabia, impotencia… muchas cosas. Miras hacía atrás y ves que venimos de empezar de cero, con un proyecto muy chulo, y es verdad que, a lo mejor, no le hemos dado la importancia que tenía la categoría y ahora, cuando te das cuenta de que no vas a estar el próximo año, vemos la importancia que tenía, los rivales a los que nos hemos enfrentado. El domingo estaba en Soria y no sabes la importancia que le daban a estar en Primera RFEF, y nosotros el próximo año no vamos a estar.

–¿Se refiere externamente?

–No. Hablo de todo. Hemos estado en una categoría muy importante para el Zamora CF, en la que el año pasado no pensábamos estar. A lo mejor pareció que era una categoría fácil por lo que hicimos el año pasado, y ahora vemos lo difícil que es, y la dimensión que tiene la Primera RFE por los rivales que hay.

–¿Le ha dado tiempo a pensar dónde ha estado el fallo o los errores cometidos? Si es que cree que los ha habido.

–Fallos tiene que haber, sino no llegamos a esta situación. Hay muchos, pero también los había el año pasado haciendo las cosas bien. Es imposible que no existan fallos, tanto en la confección de la plantilla como en estructuras y muchas cosas. Son muchas tomas de decisiones y es verdad que el año pasado salían más buenas que malas, y este año ha sido lo contrario.

–Si pudiera, ¿qué cambiaría ahora mismo?

–No me gusta decirlo porque hablas con ventaja y ahora mismo todavía puedes hablar desde la rabia, desde la frustración y eso no es bueno. Sabemos muchas cosas que hemos hecho mal. Para que salgan las temporadas buenas, las cosas malas tienen que ser mínimas, y este año ha sido al revés.

–El Zamora CF de los últimos años estaba acostumbrado al éxito, ¿quizá este tsunami pilló a contrapié y costó reaccionar?

–A nivel de club sabíamos la dificultad que tenía la categoría, lo sabíamos porque estás en el mundo del fútbol y sabes contra quien te estás enfrentando, la dimensión de los clubes… todo. Nosotros sabíamos en todo momento la dificultad que iba a tener la categoría, y así ha sido.

–Un momento clave de la temporada fue cuando parte de la afición empezó a silbar, a pitarle… y el presidente tomó la palabra en la rueda de prensa para asegurar que el Zamora CF tenía la cuarta mejor plantilla de la categoría.

–Eso hay que contextualizarlo. Yo sigo pensando que hay una muy buena plantilla en cuanto a efectivos, que son jugadores, más o menos, del mismo nivel porque no puedes tener 11 de un nivel y el resto de relleno. Además, hay que tener en cuenta que nosotros no tenemos el poder adquisitivo que la mayoría de los equipos. Para nuestro proyecto, y con nuestro presupuesto, habíamos hecho una plantilla de jugadores del mismo nivel y creíamos que nos valía para esta temporada, pero hemos visto que no.

–¿Tiene alguno contrato para la próxima temporada?

–Tres jugadores Sub-23: Mapisa, Vallejo y Munguía (los tres cedidos).

–Del resto, ¿le valdrían para Segunda RFEF?

–Por valer, valdrían todos, seguro, porque han competido en Primera RFEF.

–¿Le valen al Zamora CF?

– Nosotros ahora nos tenemos que sentar para ver quién va a ser el entrenador del Zamora CF y a partir del entrenador construiremos la plantilla.

–¿Yago Iglesias tienen opciones de seguir como entrenador?

–Sí, claro.

–¿Usted va a seguir como director deportivo?

–Tengo clarísimo, y más habiendo pasado esto, que no se puede abandonar el barco cuando se está hundiendo. Cuando se ha estado a las buenas, hay que estar también a las malas. Soy el primero que me pongo porque es un proyecto que hemos iniciado desde cero y seguimos pensando en este proyecto.

–¿Ha hablado con el presidente, Víctor de Aldama, desde que se certificó el descenso?

–Sí, yo con Víctor hablo todos los días.

–¿Qué le dice?

–Lo que hablamos Víctor y yo se queda entre nosotros. Pero el mensaje es de tristeza y preocupación porque estaban puestas muchas ilusiones en esta temporada. A lo mejor llegamos demasiado rápido a esta categoría porque el año pasado nadie contaba con ella y hubiese sido ya un logro estar en Segunda RFEF. También tenemos que pensar quiénes somos, de dónde venimos y no volvernos locos.

–¿Piensa en las vacantes que puede quedar en Primera RFEF?

–Sí pero no depende de nosotros, no sabemos los plazos… Tenemos que trabajar en nosotros mismos, en lo que depende de nosotros.

–¿Cuándo empezará a trabajar en la temporada 22-23?

–Desde el domingo por la noche estoy haciéndolo.

–¿Y cuando se tomará la decisión de quien será el entrenador?

–Esta misma semana nos sentaremos con Yago Iglesias, y a partir de ahí, veremos.

–Los jugadores dependerán de quien sea el entrenador ¿pero podrá continuar alguno?

–Vamos a sentarnos con el entrenador, dependiendo de lo que él diga se irá viendo. Lo primero es tener el técnico.

–¿Ya está trabajando para volver a Primera RFEF?

– Sí. Ya llevamos tiempo porque llevo trabajando todo el año para una cosa u otra. Veo partidos y te fijas en jugadores para una categoría u otra, es así.

–¿Qué le diría a la afición?

–A la afición le diría que lo siento en el alma. Ellos están tristes porque este año no se les ha dado lo que creían que el equipo podía darles pero espero que el próximo año sigan apoyando al equipo porque el club va a hacer todo lo posible para que el próximo año a estas alturas estemos en una historia distinta.

Compartir el artículo

stats