Kiosko

La Opinión de Zamora

El desembalse a Portugal pone en guardia a un sector agrario acuciado por la sequía en Zamora

Asaja y los regantes de la Cuenca del Duero cuestionan el movimiento de agua “sin ningún tipo de diálogo y sin contar con los afectados”

Captación provisional instalada en el embalse de Almendra para garantizar abastecimiento a la comarca de Sayago cuando baje el nivel. | Lorenzo Ferrero

El desembalse de agua procedente de la cuenca del Duero a Portugal ha activado las alarmas de agricultores y ganaderos en un año marcado por una prolongada sequía que ha limitado el riego en determinadas zonas.

Las críticas llegan de la organización agraria Asaja, rechazando la política del Gobierno de España, y de la Asociación de Comunidades de Regantes de la Cuenca del Duero (Ferduero), en contra de las medidas decretadas “unilateralmente” por el Ministerio de Transición Ecológica, “sin ningún tipo de diálogo y acuerdo con los usuarios afectados”.

Aunque el desembalse cumple lo establecido en el Convenio de Albufeira (que regula el régimen anual de caudales en la demarcación hidrográfica internacional del Duero), los regantes se sienten prioritariamente perjudicados por la “pérdida de recursos para poder satisfacer las necesidades de los diferentes usos, principalmente el regadío”.

Una situación que, a juicio de los regantes de la cuenca del Duero, “se agrava si tenemos en cuenta que el Duero es la cuenca menos regulada de las grandes cuencas de España, muy por debajo de las restantes y todos nuestros embalses tienen un carácter anual y aún en las mejores condiciones de reserva, no nos pueden garantizar las necesidades de demanda de 2 campañas seguidas y siempre dependemos de las circunstancias climáticas que se produzcan en cada año hidrológico”.

Los agricultores reclaman la revisión del Convenio de Albufeira, “modificando los indicadores que permiten dicha excepcionalidad, para adaptarlos a la realidad climática que estamos viviendo”.

La organización agraria Asaja se ha pronunciado rechaza directamente la “política de desembalses del Gobierno de España”. Apunta a Ricobayo que, como ha informado este diario, se enfrenta a un nuevo desembalse, que lo dejará en el 16% de su capacidad. Y en ese sentido rechaza la política de desembalses que está llevando a cabo Confederación Hidrográfica del Duero, dependiente del Ministerio de Transición Ecológica y por ende del Gobierno.

“En los últimos 30 días han vaciado el pantano de Santa Teresa, el pantano de Almendra, y ahora se acuerda el desembalse de pantanos de la cabecera del Esla (Riaño y Porma), se anuncia además desembalse de Ricobayo” advierte Asaja. “El daño que está política está causando a la agricultura y ganadería de la provincia de Zamora es de millones de euros”.

La organización agraria hace referencia al vaciado el pantano de Santa Teresa, para abastecer a Portugal, “cuando este pantano ha sido el salvavidas en ocasiones anteriores de los regantes del canal Toro- Zamora, y del canal de San José”.

Cuestiona además el desembalse de la cabecera del Esla (Riaño y Porma), para Portugal, cuando no se ha autorizado el trasvase al sistema del Pisuerga, “lo que ha provocado que la dotación de agua para los regantes del canal Toro-Zamora, se redujera a la mitad, obligando a los agricultores usuarios de un canal modernizado, que han hecho inversiones millonarias en amueblamiento, a sembrar girasol, en vez de maíz con la consiguiente merma de rentabilidad en las explotaciones”.

Las consecuencias, valora Asaja, han sido incluso peores para los regantes del Canal de San José, “que no han podido sacar adelante los cultivos, porque el riego se corto en el mes de julio”, aseguran las mismas fuentes.

“Problemas” para los ganaderos de Sayago

El trasvase autorizado en el embalse de Almendra ha provocado que “las charcas en las que bebe la ganadería extensiva de una comarca eminentemente ganadera como es la de Sayago, se sequen, incrementando de forma exponencial los problemas que ya tenían los ganaderos, para llevar agua al ganado” denuncia Asaja. Como ya informó este diario, el Gobierno de España deberá trasvasar a Portugal, antes del 30 de septiembre, 400 hectómetros cúbicos de reservas del embalse de Almendra. Una aportación que rebajará hasta 20 metros el nivel actual, cuya capacidad se encuentra al 32%.

El Ministerio de Transición Ecológica ha realizado una obra urgente consistente en una toma alternativa que garantice la captación de agua y pueda realizarse el abastecimiento a los pueblos de Sayago con normalidad.

Asaja de Zamora rechaza las decisiones del Gobierno de España en la política de desembalses y apoya la protesta convocada por las comunidades de regantes el próximo lunes en León.

Compartir el artículo

stats