Kiosko

La Opinión de Zamora

El campo zamorano pide medidas ante la acuciante sequía que ya compromete los riegos

Las Opas urgen la convocatoria de la Mesa de la Sequía ante un otoño complicado y una cosecha de 317.000 toneladas, la mitad que en 2021

Reunión del Consejo Agrario Provincial en la Delegación Territorial de la Junta. | Emilio Fraile

La sequía es un problema acuciante para los agricultores y ganaderos. El canal de San José ya está cerrado al riego, el canal Toro-Zamora “con la espada de Damocles encima”, según el líder de Asaja en Zamora, Antonio Medina.

“Hay comunidades de regantes que veremos si son capaces de aguantar el mes de agosto” vaticina el responsable de COAG, Lorenzo Rivera.

Ante este panorama, al que se suman muchas ganaderías de extensivo pasando verdaderos apuros porque las charcas se han secado, las organizaciones agrarias han aprovechado la reunión del Consejo Agrario Provincial para solicitar la reunión de la Mesa de la Sequía. Una petición que ya está encima de la mesa del consejero de Agricultura y Ganadería, Gerardo Dueñas, sin que hasta el momento haya dicho ni palabra.

“La situación es muy preocupante, la venimos arrastrando desde el otoño-invierno pasados, con muy poca lluvia: en mayo teníamos una cosecha en las manos que hemos perdido por los efectos del calor y el cambio climático” apuntó Lorenzo Rivera a la salida de la reunión del Consejo Agrario presidido por la delegada territorial, Clara San Damián.

El líder de COAG advirtió que, de no venir un otoño-invierno “fuerte de lluvias, la próxima campaña queda comprometida también porque no va a haber suficiente agua embalsada. La Confederación está avisando ya de que va a haber restricciones y lo más preocupante es que los embalses, al final de esta campaña, van a quedar con el mínimo nivel”.

Tan compleja situación se produce cuando las comunidades se han modernizado, se han realizado inversiones importantes “y ahora resulta que no tenemos agua para regar”.

Esto obliga a todo un replanteamiento de la agricultura, más cuando se conocen los datos de la cosecha, especialmente negativos en la provincia de Zamora. “Se han recolectado unas 300.000 toneladas, la mitad o menos que el año pasado. Y en Castilla y León hablamos de 5 millones, la misma cantidad de 2019 que fue de los años de sequía peores después de 2017” precisa el representante de COAG.

La opinión de las organizaciones agrarias

La opinión de las organizaciones agrarias

Los datos expuestos en el Consejo Agrario Provincial cifran la reducción de la cosecha en la comunidad en un 20% respecto a la media de los últimos cinco años. En la provincia de Zamora se han recolectado 317.982 toneladas, datos no son definitivos al no haber concluido una cosecha que es “especialmente complicada en la provincia de Zamora por las condiciones climatológicas adversas que han afectado y afectan a los campos zamoranos por los incendios producidos en nuestra provincia” precisó la delegada territorial en una nota de prensa.

“El consejero de Agricultura ha sacado pecho diciendo que la cosecha era baja, pero los precios del cereal eran altos. Pero están bajando y si se ponen por debajo de los 300 euros la tonelada, las pérdidas van a ser mucho mayores. Hay que tener un poco de cuidado cuando se habla” advirtió el responsable de Asaja Zamora.

Por eso es un clamor la reunión de la Mesa de la Sequía. “Hay que afrontar la nueva sementera y tenemos que saber si va a haber ayudas o créditos financiados, como otras veces” apuntó Lorenzo Rivera.

Sobre la mesa del Consejo Agrario, Álvaro Díez, representante de UPA, planteó los daños que está causando la fauna salvaje en los cultivos de regadío de la comarca de Tábara y zonas limítrofes a raíz de los incendios. “Cargan con la responsabilidad a los cotos y al final van a desaparecer porque no pueden soportar los gastos”. Álvaro Díez aseguró que “ya hay partes de daños y pedimos que la Junta tome medidas porque ya hay cultivos muy tocados”.

Por otra parte, en el Consejo Agrario Provincial se informó favorablemente el movimiento patrimonial solicitado por la Junta Agraria Local de San Cebrián de Castro para donar al Ayuntamiento de la localidad un inmueble que se encuentra en mal estado de conservación por el desuso y la falta de medios para su mantenimiento y destinarlo a fines agrarios.

La delegada territorial recalcó que “la Junta continúa trabajando en las líneas de ayudas que palien los efectos del fuego”.

Como informó la Junta en una nota de prensa, San Damián recordó a los agricultores y ganaderos que “sigue abierto el plazo para solicitar tres líneas de ayudas dirigidas al impulso de la inversión de la agricultura y la ganadería, el fomento de las razas autóctonas españolas y la transformación y comercialización de productos agrarios, silvícolas y de alimentación”.

La Consejería “mantiene abierto el plazo de solicitudes, hasta el 16 de agosto, para las ayudas para proyectos de inversión del ‘Plan de impulso de la sostenibilidad y competitividad en la agricultura y ganadería’ con el que podrán acometerse mejoras en los sistemas de gestión de estiércoles, sistemas de eficiencia energética y energías renovables y mejora o construcción de centros de limpieza y desinfección de vehículos de transporte de ganado por carretera”.

Hasta el 25 de agosto está abierta la línea destinada al fomento de las razas autóctonas para conservación del elevado patrimonio genético que suponen las razas ganaderas autóctonas españolas.

La tercera vía subvencionable, con un presupuesto de 68 millones, se dirige a la transformación y comercialización de los productos agrarios, silvícolas y de la alimentación del programa de desarrollo rural de Castilla y León y el plazo finaliza el 31 de agosto.

Compartir el artículo

stats