Kiosko

La Opinión de Zamora

La Luz escenifica la vuelta de las romerías en La Raya zamorana

La Virgen de la Luz abre las citas marianas de La Raya, acompañada por La Soledad de Trabazos y El Nasso de La Povoa, tras dos años sin celebraciones

Romería de la Luz de Moveros de Aliste y Constantim Ch. S.

Nuestra Señora la Virgen de la Luz volvió a congregar a miles de devotos zamoranos y trasmontanos en la madre de todas las romerías transfronterizas.

Tras la benigna tempestad de dos días, viernes y sábado, –con intensas lluvias tan necesarias para los campos y los acuíferos ríos y arroyos que están ya bajo mínimos–, llegó la calma. El tiempo acompañó, y como ya es habitual desde hace siglos los romeros, devotos unos y feriantes otros, llegaron masivamente para disfrutar de un magnífico e inolvidable día donde brilló con luz propia la convivencia y la hermandad hispanolusa en plena frontera de España (Moveros) y Portugal (Constantim).

Romería de la Luz en las inmediaciones de la ermita. | Ch. S.

Por ancestral costumbre la Virgen de la Luz se venera cada domingo siguiente a San Marcos (día 25), no como erróneamente muchos creen en el último domingo de abril. Este año le tocaba pues el día 1 de mayo, no obstante la freguesía de Constantim (perteneciente al Concelho de Miranda do Douro) como organizadores de la romería, decidieron adelantarla al 24 de abril.

Más de mil días (concretamente 1.091) y tres años han tenido que pasar desde que se celebrara la última romería el 28 de abril de 2019. “Ha merecido la pena la esperar, ha sido un reencuentro especial para los dos pueblos y la Virgen de la Luz ha vuelto a hermanarnos a españoles y portugueses porque alistanos y trasmontanos somos como hermanos” aseveran unidos y satisfechos los alcaldes de Constantim (Tiago Fernandes Martins) y Moveros (Marta Vicente Pelayo).

Un momento de la misa con las imágenes de La Luz, La Soledad y El Nasso. | Ch. S.

La Virgen de la Luz es la protectora de la vista. Cuenta la historia que un mozo alistano había acudido a ver a su amada portuguesa. Se entretuvo, cosas del amor, y ya caída la noche, al regreso, le sorprendió una tenebrosa tormenta en el monte Valdegodinos entre cuyos robledales y jarales se perdió. Fue entonces cuando la Madre de Dios se le apareció envuelta en su gran resplandor (de ahí su calificativo de La Luz) mostrándole el camino hacia su tierra de Aliste. Como agradecimiento allí se construyó la ermita y allí se le venera.

La Virgen de la Luz subía en procesión, cumpliendo con “Las Vísperas”, al atardecer del sábado desde la iglesia matriz de Constantim hasta su santuario campestre donde pasó la noche bajo la custodia de la GNR (Guarda Nacional Republicana).

La Virgen de la Luz ha recibido la visita de una de las “Siete Hermanas” de España y Portugal de las que forma parte: la Virgen de la Soledad de Trabazos y sus devotos con el su mayordomo Juan Senández y el alcalde Javier Faúndez. También procesionó la Virgen del Nasso de La Povoa.

Romería de La Luz Ch. S.

Durante toda la mañana el templo recibió la visita de miles de devotos para rezarle y hacerle ofrendas, unos para pedir favores relacionados con la salud y otros para agradecer los recibidos.

Rezos y recuerdos para aquellos que durante estos dos años de pandemia y sin romería nos dejaron como su devoto y guardian Antonio Aureliano Cristal Riberiro, fallecido el 20 de junio de 2020. Conocido por sus múltiples facetas, la profesional como miembro de la GNR (Guarda Nacional Republicana) allá por la Raya de la Luz desde Paradela a Sao Martinho, y como sastre de la Capa de Honras Miranda y folclorista de gaita de fole y flauta pastoril: arte folclórico aprendido de los maestros “Tío París” de Moveros y “Tío Virgilio” su padre) de Constantim que ponían sus notas a baile y procesión.

La misa solemne y la procesión alrededor del santuario mariano volvió a congregar, a cautivar y a emocionar alistanos y trasmontanos tras dos años sin poder venerar a la Gran Señora en convivencia y hermandad. “Yo nací en Moveros el 21 de septiembre de 1926, con sólo siete meses me llevaron a la Virgen de la Luz y desde 1927 ha sido ella mi compañera y gran protectora en la fortuna y las desgracia, la alegría y las tristeza” sentencia emocionada María Santiago Tejero camino ya de los 95 años.

Romería de la Luz Ch. S.

La gente estaba ansiosa de salir al campo, dejar la casa y ser romero. Los aparcamientos de Valdegodinos, lado español, bajo la coordinación de Protección Civil, se quedaron escasos para dar cabida a la avalancha de cientos de automóviles de la caravana multicolor que llegaba desde la Nacional 122 (cruce de Ceadea) hasta la romería de la Luz. Digna de alabar y agradecer la labor de la Guardia Civil para garantizar la seguridad vial; y también de la Policía Nacional y GNR dentro del recinto ferial y romero.

Hay productos lusos que desde hace siglos forman parte de la vida de las familias alistanas y de sus casas, de ahí que entre los más vendidos por los portugueses y comprados por los españoles estuvieran el café torrefacto Palmeira y las afamadas navajas Martins Palaçoulo. Productos que durante las dictaduras de Franco (España) y Salazar (Portugal) fueron los grandes protagonistas del contrabando entre Tras os Montes y Aliste portados por mujeres como “La Carmiña”.

La Raya hispanolusa recuperó el último domingo de abril la vida social, religiosa y comercial. La fe alistana y trasmontana, la divina y la humana, rompió la fronteras terrestres y las de la pandemia.

Compartir el artículo

stats