Detalle de los desperfectos dentro de la parroquia. | Araceli Saavedra

Interior del templo. | Araceli Saavedra

Prada y Silva conocen la situación de la iglesia. | Araceli Saavedra

El vicepresidente segundo de la Diputación Jesús María Prada y el diputado comarcal Ramiro Silva se interesaron por el proyecto de conservación y consolidación de Iglesia de Santiago Apóstol de Terroso y San Martín de Terroso. El proyecto redactado por el arquitecto Pedro Barrio Losada calcula la inversión en 116.000 euros para una primera fase. Es uno de los templos que optará a su inclusión en el Convenio de Restauración de templos entre la Diputación y el Obispado de Astorga. La comisión vecinal ya ha recaudado más de 30.000 euros como aportación a la reparación del edificio.

El redactor del proyecto explicó el miércoles el estado del templo en una visita en la que participaron el arcipreste de Sanabria y Carballeda Jorge Flórez y el párroco Fernando García y un pequeño grupo de vecinos de los dos pueblos que forman la parroquia. En la primera fase se restauraría la cubrición de la iglesia Parroquial y en una segunda la ermita de la Encarnación.

De este templo hay registro escrito desde el siglo XVII pero puede ser anterior a esta fecha, según el estudio hecho por el arquitecto Barrio. Perteneció a la Diócesis de Santiago de Compostela y está enclavado en el Camino Mozárabe sanabrés. El edificio todo él construido en sillares de piedra de buena factura evidencia que era una parroquia económicamente rica. La capilla de San Ildefonso era una pequeña construcción a cuatro aguas que se integró al edificio principal aunque la familia que la construyó conservó los derechos de uso hasta hoy. La bóveda de cañón que la cubre puede estar construida en sillería. Es en esta parte del templo donde hay uno de los problemas principales por la humedad que produce el tejado a cuatro aguas que provoca la entrada de agua al muro.

Prada y Silva conocen la situación de la iglesia A. S.

Pero no era la única capilla. Existía la Capilla del Capitán Cifuentes y hay constancia de una más en lo que hoy es el cementerio. El decreto de Carlos III de 1784 prohibió los enterramientos dentro del templo y se fue ocupando el terreno próximo al templo. Pero aún aparecen otras dos más en San Felices y el Quirigual, el lugar donde hoy se levanta un crucero nuevo. Pedro Barrio ha recopilado la historia del edificio, y en especial del inventario de uno de los sacerdotes que inventarió todos los bienes que tenía esta parroquia, obligada a dar cuentas al Obispado de Santiago que periódicamente mandaba un visitador para supervisar las cuentas.

La entrada original se tapió y se construyó la actual en la que son visibles los signos del Camino. Hace unos años se abrió una de las entradas al templo donde se hizo una pequeña capilla abierta con la imagen de Santiago para los peregrinos del camino. Las intervenciones han sido varias, como al menos una ampliación de la nave y dos reformas del tejado. Contiguos al edificio está la casa parroquial en mal estado que formaba parte del albergue de peregrinos de la parroquia.

La restauración incluye la sustitución del tejado a dos aguas, aunque se mantendrán las vigas de madera de la nave principal y los canes de apoyo madera tallados de apoyo, estos últimos uno de los elementos distintivos de la arquitectura local que casi han desaparecido. LA estructura principal presenta daños por pudrición en apoyos y tirantes, además de la deformación en vigas y tijeras. El tejado de la capilla de San Ildefonso, en el muro lateral norte, que produce humedades importantes, se reformaría para evitar las filtraciones de agua. El cerramiento inadecuado en el muro lateral norte del presbiterio, donde había una antigua capilla, se cerró con un mortero más simple que, por falta de alero y falta de protección, produce humedades. También hay filtraciones por la falta de rejuntado en la fábrica de los contrafuertes y de la espadaña.