13 de abril de 2017
13.04.2017
0/17

Devoción nazarena

La hermandad más antigua de Fuentesaúco viste hábito morado y corona de espinas para rezar el Vía Crucis

14.04.2017 | 03:32

La Hermandad de Jesús Nazareno, la de mayor solera y tradición de Fuentesaúco, vivía el Martes Santo su primera procesión del año, que también es la primera de túnica de la Semana Santa saucana.

En el interior de la iglesia de San Juan Bautista los nazarenos se vistieron con sus singulares hábitos morados y se colocaron las coronas de espinas para acompañar a su imagen en un corto recorrido de ida y vuelta hasta la Plaza Mayor. El silencio de la noche saucana lo rompían las voces que rezaban y cantaban el Vía Crucis a lo largo del camino, un acto de fe que detiene la procesión en cada estación porque los penitentes se vuelven hacia Jesús Nazareno y oran mirando a la cara de su imagen, a la que profesan gran devoción.

Esta noche la hermandad comenzará su particular Triduo de Via Crucis que termina en la madrugada del domingo, esta vez cargando con sus pesadas cruces gracias a la ayuda de sus cirineos. Será a las once de la noche, pero antes Fuentesaúco celebrará la procesión de la Pasión. Las calles saucanas se convertirán en el escenario por el que procesionarán los pasos de La Oración del Huerto, Jesús atado a la columna, el Ecce Homo, Jesús Nazareno, el Cristo de la Zarza y la Virgen de los Dolores. El cortejo saldrá a las 18 horas de la iglesia de San Juan Bautista.

La semana santa de Fuentesaúco es uno de los mejores ejemplos de semana santa rural en la Provincia de Zamora, se distingue por atesorar un conjunto de ritos y tradiciones propias que la dotan de gran autenticidad y originalidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine