Reportajes

Colgaduras en la zona antigua

Estela Abril ha engalanado el balcón de su vivienda con los anagramas de las cofradías y hermandades que han pasado por delante de su vivienda

29.03.2016 | 01:04
Los anagramas realizados para la Pasión.

Su vivienda se ubica en el epicentro de los desfiles procesionales, en la rúa de los Notarios, y en su familia tiene un fuerte arraigo la Semana Santa. Estos dos ingredientes han resultado fundamentales para que Estela Abril Gutiérrez, su madre y una de sus tías se embarcaran hace unas semanas en la tarea de realizar unas colgaduras con los anagramas de las cofradías que desfilan por delante de su edificio.

"Es algo sencillo, una colgadura blanca en el frontal y luego hemos hecho los emblemas del Espíritu Santo, Vía Crucis, el Silencio y Vera Cruz, con una puntilla de bolillos; la Esperanza, el Santo Entierro y Yacente", explica Estela Abril en cuya casa resulta una tradición adornar el balcón con motivo del Corpus, la Virgen del Carmen o el Domingo de Resurrección.

El primer anagrama que efectuaron el año pasado fue el del Silencio porque "mi abuelo fallecido era hermano del Silencio y desde la altura del balcón se aprecia la extraordinaria belleza del Cristo de las Injurias", explica esta mujer que comenzó en el mundo de la costura a través del pastword.

La base de las colgaduras, es una lana virgen blanca, y los anagramas están realizados en fieltro de los colores correspondientes "todo adquirido en comercios de Zamora", enfatiza la mujer que resta importancia al desembolso económico. "Para nosotras es algo bonito y decorativo", enfatiza esta dama de la Soledad y hermana del Cristo de Resurrección.

En el equipo familiar cada una tiene una función. Así una pasa el anagrama a la escala que precisan para que se pueda ver desde la calle, otra corta y otra se encarga de la máquina. La mayor dificultad ha residido en "sacar tiempo y ponernos de acuerdo por dónde empezar porque no sabíamos cómo hacerlo", dice entre risas al tiempo que menciona la ayuda prestada por responsables de distintas cofradías. "Todo han sido facilidades por su parte", agradece. A mayores otra dificultad ha supuesto "la forma del balcón, que tiene 200 años, hemos tenido que controlar las medidas y situar una loneta de algodón para que la lana no se pegue y se marquen los barrotes".

De cara a la próxima Pasión esperan realizar el anagrama de la Junta pro Semana Santa y el de Resurrección.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine