El sueño de Florentino Pérez

El nuevo capellán de la cofradía del Domingo de Ramos intenta un nuevo paso en la acción social de las hermandades con la creación del centro de apoyo infantil "La Borriquita"

22.02.2016 | 01:16
Florentino Pérez coloca una corona a la imagen de la Virgen de la Saleta, en la iglesia de San Andrés.

Se llama como el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez y como el magnate balompédico también el cura zamorano tiene proyectos importantes en la cabeza, aunque mucho más modestos en lo económico y seguramente mucho más importantes en lo social. El nuevo capellán de la Cofradía de Jesús en su Entrada Triunfal en Jerusalén, abogó en su presentación ante los hermanos por dar una vuelta de tuerca a lo que hasta ahora ha sido la obra social de las hermandades, que ciertamente ha avanzado en los últimos años, aunque puede llegar a más buscando la implicación de los cofrades.

La idea es que una cofradía, sobre todo las de un número reducido de hermanos, "no es un momento en el año, asistir a una procesión o a un acto religioso. Tiene que desarrollarse una identidad. Que decir "Yo soy de La Borriquita" suponga una forma de vivir la fe cristiana y de apoyo mutuo".

Florentino Pérez es consciente de que una cosa son las ideas y otra la realidad, pero, dice, no teme al fracaso, y se compromete a seguir intentando sacar adelante proyectos. El primer intento por reunir a los jóvenes de la hermandad, de hecho, se saldó con un rotundo fracaso, como reconoció el propio capellán, joven no sólo de carnet de identidad, sino también de espíritu.

Y ante la asamblea de La Borriquita planteó un reto importante, un proyecto caritativo social denominado Centro de Apoyo Infantil "La Borriquita" para alumnos de Primaria que padezcan el conocido como TDAH (trastorno de déficit de atención e hiperactividad). Un trastorno muy frecuente, dijo, entre los escolares, que puede acarrear, entre otros problemas, el fracaso académico. Pérez, que es director del Seminario, constata que en Zamora funcionan dos asociaciones que ofrecen información y ayuda a los padres con hijos con TDAH, pero detecta la falta de un centro específico que cubra las necesidades de estos chavales.

De ahí su propuesta de Centro de Apoyo Infantil que, con la ayuda de la Cofradía, el capellán quiere desarrollar en un periodo de tres años. En el primer año, explicó, es necesario perfilar el proyecto y reunir los recursos necesarios, además de resolver las cuestiones legales que puedan surgir.

Entre los recursos necesarios están los personales, ya que se requieren psicólogos y psicopedagogos voluntarios, además de voluntarios no profesionales que pueden ser hermanos de la Cofradía. Y entre los recursos materiales necesarios está el de la ubicación, que podría resolverse con un aula de las instalaciones del Seminario, mientras que la financiación provendría de subvenciones públicas y las cuotas que abonaran los propios usuarios del servicio.

En el segundo año, explicó Florentino Pérez, la idea es iniciar el proyecto y darlo a conocer a los posibles beneficiarios. Y en el tercer año la idea es consolidar el proyecto.

Además de la explicación de palabra, el capellán ofreció un resumen por escrito de la iniciativa. El objetivo, señalaba, es "poner a disposición de todos los niños" de Primaria con TDAH "apoyo o terapias individuales y grupales, basadas en un programa de intervención para abordar de manera integral cualquier aspecto deficitario derivado de esos problemas de comportamiento". Trabajando de esta manera, "no solo en la manifestación, sino también en las consecuencias que dicho comportamiento tiene en los diferentes ámbitos de su desarrollo psicosocial y académico".

Entre los objetivos están el de establecer el perfil específico de cada uno de los niños en las distintas áreas de desarrollo para promover una intervención individualizada. También conocer los puntos fuertes y débiles de cada niño para utilizarlos como punto de partida del trabajo a realizar con ellos y establecer programas de refuerzo. O abordar las alteraciones de comportamiento y disminuir su influencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine