En 1826 los robos en la iglesia obligan a llevar al Cristo a la ermita

24.01.2016 | 00:15

La nueva ermita de la Pradera del Río mantenía en 1819, diecisiete años después de bendecirse, el altar sin dorar. En 1822 se pagaron 770 reales al maestro pintor Cristóbal de Isla, oriundo del Valle de Meruelo, en Santander, para dorarlo y darle pintura al colateral del templo. En 1826 se leaconocía también como "Ermita del Carmen", trasladándose a ella "El Señor" desde la iglesia pues, debido a su ubicación lejos del pueblos estaba expuesta a robos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Promociones

GRATIS cada sábado Mascaradas de invierno en la provincia de Zamora Ver Promoción
Todos sábados la revista Lecturas El sábado por solo 0,50€ + el periódico del día Ver Promoción

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine