14 de octubre de 2013
14.10.2013

La vía de la Ruta de la Plata al norte de Zamora será desmantelada antes de final de año

El tramo hasta Barcial será retirado antes que el del sur, entre Cubo de la Tierra del Vino y la capital

14.10.2013 | 01:30
Esquema de la Ruta de la Plata (Asociación Ferroviaria Zamorana).

El levantamiento de la vía del ferrocarril Vía de la Plata, que ha comenzado en la provincia en el tramo que parte de Barcial del Barco hasta el límite de la provincia por Maire de Castroponce, en dirección a La Bañeza, proseguirá por el tramo norte de la ciudad de Zamora, y no por el sur como informaron inicialmente los responsables de ADIF. De acuerdo a la planificación de la empresa encargada de gestionar los trabajos de desmantelamiento de la línea Emfesa (Enajenación de Material Ferroviario), las primeras tareas en la provincia se están llevando a cabo, ya desde hace tiempo en el tramo que discurre entre Barcial del Barco y La Bañeza, de los cuales unos 20,4 kilómetros corresponden a la provincia de Zamora (medidos con la distancia entre apeaderos de ambas localidades, o sea que la línea tendrá unos kilómetros más).


El siguiente paso se dará en el tramo de 49,3 kilómetros que discurre al norte de la capital zamorana, es decir, entre la estación capitalina y Barcial del Barco. Un tramo que unió mediante el ferrocarril Ruta de la Plata la capital con los apeaderos de Cubillos y Moreruela de los Infanzones, y las estaciones de Piedrahíta de Castro, Manganeses de la Lampreana, La Tabla-Villafáfila, Santovenia del Esla y Barcial del Barco. Desde esta última localidad seguía por las estaciones de Benavente, Villabrázaro y Pobladura del Valle hasta salir de la provincia por el término de Maire de Castroponce.


Los 32,7 kilómetros de la Ruta de la Plata que discurren hacia el sur de Zamora, es decir, entre la capital y el límite de la provincia de Salamanca, en Cubo del Vino, también se quedarán sin raíles ni traviesas, pero los trabajos comenzarán más adelante.


En los tramos entre Zamora y Barcial y esta localidad y el límite con la provincia de León, los trabajos se desarrollarán «ordenadamente» para concluir antes de final de año, según las previsiones. El hecho de que se trata de una vía que lleva muchos años cerrada hace que no haya una especial urgencia en resolver ninguno de los tramos en concreto.


Las distancias apuntadas son aproximadas, ya que se han calculado teniendo en cuenta el punto kilométrico en el que se ubican las estaciones. En la provincia son 107,607 los kilómetros existentes del ferrocarril de la Ruta de la Plata, que cuenta con 341 en todo su trazado entre la localidad cacereña de Plasencia y la leonesa de Astorga.


El desmantelamiento de la línea es plenamente legal, ya que se está llevando a cabo en tramos de una línea cerrada por Acuerdo de Consejo de Ministros de 1984, desmantelamiento que fue autorizado también por Acuerdo de Consejo de Ministros en 1995. Por tanto la vía podría haber sido levantada en cualquier momento de estos últimos casi veinte años, aunque se ha puesto en marcha ahora no solamente en la Ruta de la Plata, sino en otras líneas como la Santander-Mediterráneo, donde va incluso más avanzado.


El relativamente alto precio que tienen ahora mismo los metales, el riesgo de expolios, detectados ya en algunos tramos, donde los cacos se llevan tornillos e incluso carril, o la puesta en marcha de experiencias del tipo vías verdes pueden estar en la base de que sea precisamente ahora cuando se lleven a cabo los desmantelamientos.


Las reacciones al levantamiento de las vías están siendo ciertamente tímidas, y no van más allá de alguna declaración política que aboga por el mantenimiento del material que no serviría tal vez para una hipotética reapertura de la línea ferroviaria, pero sí para mantener viva la reivindicación. En cualquier caso no parece que la débil protesta social vaya a ser un impedimento para el arranque de las vías, aunque hay quien tiene aún la esperanza que desde las altas esferas se de marcha atrás a un proceso de desmantelamiento que no tiene demasiado sentido desde el punto de vista económico, ya que no deja de ser una venta de material ferroviario a precio de chatarra.


El primer tramo en construirse de esta línea conocida como Palazuelo-Astorga fue el de Plasencia a Béjar, en el año 1884. Entre Plasencia y Hervás (55,730 kilómetros) se comenzó la explotación el día 1 de agosto de 1893. Entre Hervás y Béjar, el 1 de agosto de 1894. Entre Béjar y Salamanca, (86,706 Kilómetros) se comenzó la explotación el 15 de Abril de 1896, y entre Salamanca y Astorga, se comenzó el 10 de Julio de 1896. La línea se cerraría en el año 1984.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.