Kiosko

La Opinión de Zamora

Zamora registró 1.892 muertes más que nacimientos en 2021 y sigue en caída

La cifra de fallecimientos disminuyó considerablemente en relación con un 2020 negro, pero la tasa de natalidad es la más baja de España

Un perro bebe agua ante una casa en venta en Faramontanos de la Sierra. | Emilio Fraile

Por cada tres zamoranos que nacen, mueren otros once. Esa realidad complica cualquier reacción demográfica y explica las cifras que, un año tras otro, condenan a la provincia a ocupar los titulares de prensa como el territorio que más rápido se vacía de toda España. Los datos publicados este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística, correspondientes al año 2021, revelaron que tan solo se produjeron 708 alumbramientos en Zamora durante el pasado ejercicio; en esos mismo doce meses, fallecieron 2.600 personas. Dicho de otro modo, la cuenta del saldo vegetativo salió a perder 1.892 vecinos: un promedio de cinco cada día.

En lo tocante en concreto a la natalidad, la tendencia resulta desoladora. La cifra de nacimientos se ha reducido a la mitad en apenas 28 años y a una cuarta parte desde 1977. De hecho, aún en 2014, Zamora registró más de mil alumbramientos, pero ese listón parece haber quedado atrás de forma definitiva. La tendencia de los últimos años no deja lugar a dudas y es el resultado de un camino difícilmente reversible que ha hecho mermar de manera palpable el número de personas en edad de tener hijos.

Con todo, la tasa de natalidad de la provincia es la más baja de un país que, en líneas generales, tampoco puede presumir precisamente de estar viviendo un “baby boom” en estos tiempos. Durante el 2021, nacieron en España 7,1 bebés por cada mil habitantes. Se trata del peor dato de la serie histórica. Pero es que, en Zamora, esa cantidad se quedó en 4,2 por cada millar, con lo que territorios como Murcia o Almería duplicaron su porcentaje de alumbramientos. Mientras, en otros lugares de la España despoblada como Teruel (6,89), ese dato también se superó con claridad.

Descenso de la mortalidad

En lo referente a la mortalidad, Zamora registró en 2021 el dato de decesos más bajo de la década, aunque el descenso acelerado de la población convierte esa realidad en una consecuencia lógica de la merma de habitantes. Lo que sí llama la atención es la caída de los fallecimientos en relación a 2020, cuando el impacto más duro de la pandemia castigó de forma inmisericorde a la población.

En ese primer año del COVID, perdieron la vida 3.237 zamoranos; en 2021, fueron 2.600. Esa reducción de la cifra total apenas valió para bajar a Zamora de la lista de territorios con un mayor número de víctimas mortales. La tasa por cada mil habitantes se situó en 15,42, solo mínimamente por detrás de Orense y Lugo.

Además, como se puede constatar en las cifras consolidadas de 2020, la situación empeora si se pone el foco en un medio rural donde cada nacimiento se convierte en un pequeño milagro que suele quedar aislado.

La tasa de octogenarios es la mayor de todo el país, según el INE

El envejecimiento de la población coloca a Zamora a la cabeza de las clasificaciones cuando se observa la proporción de personas de cierta edad sobre el total de la población. De hecho, si se pone el foco únicamente en la tasa de octogenarios, no hay ningún otro territorio que supere a la provincia. Aquí, un 12,1% de los vecinos supera ese listón; unas 20.200 personas, según el Instituto Nacional de Estadística.

En este caso, el incremento de la esperanza de vida generalizado ha provocado que los octogenarios cada vez representen un porcentaje mayor sobre el total de la población en el conjunto del país. De hecho, cuando empezaron a medirse estos datos, en 1975, Zamora era la séptima provincia en este ranking, con un 2,3% de sus vecinos por encima de esa barrera. A la cabeza se ubicaba Teruel (2,7%).

El INE también permite ver cuál es el porcentaje de mayores de 65 años por cada territorio, y de nuevo Zamora destaca junto a dos de las provincias gallegas: Lugo y Orense. Casi un tercio de los vecinos zamoranos (30,91%) superan ahora la edad de jubilación, como consecuencia del camino que ha permitido estirar la vida de la gente y del éxodo juvenil que ha convertido a este lugar en una zona particularmente envejecida.

Menos niños

La cifra actual de mayores de 65 duplica a la que había en los años 70 en Zamora, y no tiene visos de detenerse ahí. Hay que recordar que el Eurostat estima que la edad media en la provincia seguirá creciendo en las próximas décadas hasta convertir al territorio en uno de los lugares más envejecidos de toda la Unión Europea. Finalmente, en lo que tiene que ver con las personas centenarias, el porcentaje del 0,06% sobre el total de los vecinos se sitúa en la línea de los años anteriores, aunque la tasa duplica a la que había hace quince años, según el Instituto Nacional de Estadística. Hay que recordar aquí que donde no destaca precisamente Zamora es en su cifra de niños. La provincia ha llegado a tal punto que ya es el segundo territorio de Europa con menos menores de quince años, si se analizan los más de 2.000 NUTS 3 o unidades administrativas locales que ha contemplado el Eurostat para elaborar sus estadísticas de 2021. Esa población representa apenas un 9,3% del total. Solo la zona de Alto Tamega, en Portugal, presenta una cifra peor.

La esperanza de vida al nacer roza los 84 años

La esperanza de vida al nacer volvió a crecer en Zamora durante el año 2021 y se situó en 83,92 años, según el Instituto Nacional de Estadística. La mejoría ha sido palpable con respecto a 2020, cuando la edad promedio se situaba en 82,88 y había bajado a causa de la pandemia. Por otro lado, como ocurre en todos los territorios, hay diferencias claras entre la esperanza de vida de los hombres (81,13) y la de las mujeres (86,96), aunque en ambos casos se sitúa en el techo histórico de la provincia.

El Instituto Nacional de Estadística también ofrece datos sobre la esperanza de vida que tiene la población cuando cumple 65 años. Aquí, la expectativa que pueden tener los zamoranos es sobrevivir 22 años más; es decir, hasta los 87. En el caso de las mujeres, se ampliaría hasta los 89. La mejoría de las condiciones de vida de la sociedad facilitan que la esperanza de vida de la población se vaya incrementando poco a poco.

Compartir el artículo

stats