Toro es uno de los destinos turísticos más atractivos de la provincia, y para descubrir parte de sus numerosos encantos los visitantes pueden participar a lo largo del año en recorridos guiados y gratuitos, como los que organiza el Patronato de Turismo de la Diputación en el marco del programa de rutas por Zamora, “Déjate llevar”.

La última visita programada para este año en Toro reunió a más de una treintena de visitantes procedentes de diferentes regiones de España como Andalucía, País Vasco, Cantabria o Madrid, al margen de una pareja de zamoranos interesada en redescubrir los emblemas del patrimonio toresano.

Una guía profesional acompañó a los visitantes en el recorrido, que partió de la Plaza Mayor, punto en el que los turistas conocieron la importancia de Toro en la historia o que llegó a ser capital de provincia antes que Zamora, al margen de sede de Cortes.

Del mismo modo, la guía aludió a la Batalla de Toro librada el 1 de marzo de 1476 y que fue decisiva en la configuración del reino de España, ya que enfrentó a las tropas de los Reyes Católicos y a partidarios de Juana “La Beltraneja”, liderados por Alfonso V de Portugal. El último recorrido guiado organizado en el marco del programa “Déjate llevar” prosiguió en la Colegiata.

Los participantes en la visita guiada inician el recorrido en la Plaza Mayor M. J. C.

En el templo más importante de la ciudad, los visitantes descubrieron su historia o su largo proceso constructivo, aunque también pudieron admirar el Pórtico de la Majestad o la portada norte, así como las obras y retablos que decoran su interior.

Las siguientes paradas en la visita guiada fueron el templo mudéjar de San Lorenzo el Real y la iglesia-museo de San Sebastián de los Caballeros, para finalizar el recorrido en la histórica plaza de toros de la ciudad, aunque los visitantes también pudieron admirar durante la ruta el mirador del Espolón o edificios nobles que jalonan las calles del casco histórico.

El puente festivo de la Constitución es una de las últimas oportunidades para que los visitantes puedan admirar el patrimonio eclesiástico de Toro ya que, excepto la Colegiata, el resto de templos incluidos en el recorrido turístico se cerrarán el 18 de diciembre y, en principio, ya no reabrirán sus puertas hasta el próximo mes de marzo.

No obstante, la Colegiata de Toro seguirá abierta para que pueda ser admirada por los visitantes, aunque durante las fiestas de Navidad se han programado cierres para los días 24 y 25 de diciembre, así como para el día de Nochevieja y el 1 de enero.