Valencia clausura su Área Movistar LaLiga con una respuesta multitudinaria

Manu Vallejo y Rubén Sobrino, jugadores del Valencia CF, pusieron la guinda a esta experiencia en un acto de firmas que superó las previsiones iniciales

La ciudad de Valencia concluyó su experiencia Área Movistar LaLiga por todo lo alto. La guinda a este proyecto global que eleva el fútbol a una nueva dimensión la pusieron los jugadores del conjunto valencianista Manu Vallejo y Rubén Sobrino, que hicieron las delicias de los muchísimos aficionados. Estos respondieron con nota a la llamada de este espacio que consigue hacer más grande el mundo del deporte y del entretenimiento, reforzando la posición de LaLiga como la mejor competición del planeta, con la premisa indispensable de acercar al aficionado más allá de lo que sucede en el terreno de juego.

Valencia cierra su presencia en esta alianza entre LaLiga y Movistar superando las expectativas. Un sentimiento de pertenencia que seguirá recorriendo la geografía española para vivir el fútbol de una manera atractiva y diferente.

La cola en los aledaños de la tienda Movistar - Foto: Eliseo Martinez Roig

El jugador Manu Vallejo, nacido en Chiclana de la Frontera en 1997, cumplió uno de sus sueños cuando firmó por el Valencia. Y es que hace dos años, en la temporada 2017/2018 llegaba al filial del Cádiz, que acababa de descender a Tercera División y ahora, gracias a Albert Celades, es un futbolista del primer escalón de LaLiga. El gaditano, que acudió al acto de firmas del Área Movistar LaLiga, está viendo recompensado su esfuerzo y agradece el apoyo de los aficionados en esta travesía. “Estoy muy contento y orgulloso de sentir el cariño de la gente. Es muy bonito sentir que ellos están felices con tu trabajo y que te lo demuestren. Es una alegría muy grande”, reconocía el gaditano, mientras comprobaba que la cola de valencianistas que poblaba la tienda Movistar de la Plaza de Ayuntamiento era interminable. “Es muy bonito estar cerca de ellos; son los que nos animan y ayudan, nos sacan hacia delante en todos los momentos. Es una alegría que vayamos todos juntos. Esa unión es buenísima para todos”, añadía sobre una experiencia que le hizo disfrutar.

Manu Vallejo y Rubén Sobrino posan con la copa - Foto: Eliseo Martinez Roig

También Rubén Sobrino se marchó con la inyección de cariño que supuso estar más de una hora compartiendo el sentimiento valencianista con los que día a día echan el resto de su butaca en el camino hacia las victorias. Un cabezazo suyo a falta de diez minutos rescató un punto para el Valencia en Mestalla ante el Sevilla FC en el partido del pasado miércoles correspondiente a la jornada 11 de LaLiga Santander. El manchego llegó el pasado mes de enero a la entidad blanquinegra. Al igual que su compañero, cree que no tiene precio el respaldo de su parroquia fiel. “Es increíble ver a la gente que hay esperando una foto y una firma tuya. En todos los momentos, la afición está ahí. Es impresionante sentir su cariño”, destacaba Sobrino.

Manu Vallejo y Rubén Sobrino firmando - Foto: Eliseo Martinez Roig

La multitudinaria respuesta de los aficionados obligó a prolongar algunos minutos más la hora que estaba previsto que durara el acto de firmas de los jugadores. Esa es la premisa fundamental de esta iniciativa interactiva: que nadie se quede sin poder disfrutar de ella. Desde el primer día, los que se han pasado por allí han comprobado que el Área Movistar LaLiga logra fidelizar a aquellos que son aficionados de los clubes, pero también atraer a esos que no van a menudo a un campo de fútbol. Por supuesto que no deja indiferente a nadie y es diversión para todo el mundo. Al ser el Valencia el protagonista de este cierre, las camisetas blanquinegras se sucedieron: de Guedes, Gayà, Parejo o Kangin. Manu y Rubén, siempre predispuestos y con una sonrisa, estamparon su autógrafo en todas las que les llevaban al atril donde durante esa hora y pico que hicieron las delicias de pequeños y mayores. En los últimos minutos, una alumna del colegio Dominicos, acompañada de dos compañeras más, llevó una camiseta de Mari Paz, la delantera gallega del VCF Femenino, para que se la firmaran los protagonistas.

Joven aficionado que llevaba la segunda equipación valencianista de la actual temporada 19/20 de LaLiga, pero con el nombre de Hugo Duro - Foto: Eliseo Martinez Roig

“¡Qué rápido eres, Vallejo”, “¡Qué gran gol le hiciste al Sevilla, Sobrino!”, les dijo el pequeño Iago a los jugadores. Acompañado de su padre Nacho, fue uno de los muchos ‘nanos’ que hicieron cola un buen rato para tener la foto de los jugadores, llevarse una pulsera con los colores del Valencia y poder participar de los retos originales, innovadores y de calidad del Área Movistar LaLiga. Por ejemplo, la foto más divertida con la copa y el balón de competición, allí presentes, y el hashtag de este espacio tiene premio. Los ‘pequeñajos’ David y Alejandra, juntos a sus papás, agradecieron el cariño de Vallejo y Sobrino y les desearon mucha suerte para los objetivos que el calendario les marca.

Porque el fútbol es enorme y ningún deporte es capaz de contener tantas aficiones, equipos y emociones. Ni entiende de lugares y de ahí esta alianza sólida y de éxito para trasladar toda la pasión del Área Movistar LaLiga sin importar donde estés. Como sucedió con la firma anterior con el sello del Levante UD (Sergio León y Natasa Andonova), el acto con el Valencia acabó con la foto de familia junto a los responsables y trabajadores de esta iniciativa. Y los futbolistas sintieron en primera persona la declaración de intenciones de este proyecto: “Sin latido, no hay corazón. Sin corazón, no hay pasión. Sin pasión, no hay emoción. Sin emoción, no hay fútbol”.