Deportistas, héroes y solidaridad

¿Qué hace un madrileño del barrio de Chamartín en pleno Mozambique? En su caso, es fácil de explicar pero en realidad, muy difícil de entender. A Raúl Cánovas, entrenador de fútbol y técnico de orientación en la Escola Casa do Gaiato en Mozambique le llamó la solidaridad en el año 2012.

Y desde entonces, Raúl ha hecho realidad dos sueños. Por un lado el suyo propio: ayudar a los demás, y por otro el de docenas de niños que, se ven arropados de sus conocimientos. Y es que con la ayuda de los demás, como por ejemplo la que reciben de LaLiga a través del proyecto LaLigaSports, los niños de Escola Casa do Gaiato pueden practicar diferentes deportes y tener una vida más plena.

Raúl Cánovas con los niños de Escola Casa do Gaiato

LaLigaSports presta soporte a 64 federaciones deportivas y a los 4.200 deportistas de alto nivel. Bajo los valores de compañerismo, trabajo en equipo, confianza, esfuerzo, liderazgo, transparencia, fiabilidad, integridad, compromiso y respeto, LaLiga ha decidido ayudar y apoyar al resto de los deportes y de los deportistas a través de sus Federaciones.

Este proyecto no solo consiste en ofrecer unas ayudas económicas a otras entidades con menos recursos. Con LaLigaSports se pretende que entre todos mejoremos las condiciones del deporte y de los deportistas españoles. La meta final es que las diferentes federaciones se desarrollen generando un crecimiento profesional, económico y humano.

Pipe Gómez, responsable de LaLigaSports

Pipe Gómez, responsable de LaLigaSports, asegura que “la filosofía está clara y es que el fútbol es el gran privilegiado del deporte y es por ello que desde LaLiga hay que ayudar, tal y como dice nuestro presidente Javier Tebas ‘por obligación a la sociedad en general y en concreto al deporte’”. Y la forma en que se entiende es llegando a acuerdos con las 65 federaciones, incluyendo la de fútbol.

Pipe asegura que es posible que las cosas cambien porque se le destinan recursos y también porque se le pone cariño. El cariño es lo primero. Eso implica escuchar, aunque también es procurar recursos. Es lograr responder a cuáles son tus problemas, cuáles son tu incertidumbres y cuáles son tus sueños.

Un ejemplo, comenta Pipe: “Cuando una federación tiene algo que tratar, contacta con nosotros y nos cuenta que su sueño es tener un Campeonato del Mundo y que necesitan una serie de cosas para que esto ocurra… Nosotros le podemos ofrecer un servicio de consultoría o les hacemos un plan de comunicación. Aportamos conocimiento y recursos económicos”.

Pipe añade un tema esencial: “Para LaLiga es un área de inversión en el sentido de que invertimos en que el mundo del deporte sea mejor. El fútbol está dentro de una industria, somos los más grandes pero no los únicos. Si el resto de los deportes se hacen grandes, nosotros nos hacemos más grandes”.

Ya fuera de la casa hay 70 chicos pero que dependen de nosotros porque están complementando sus estudios

Con esa filosofía de LaLigaSports, que pretende mejorar las condiciones del deporte y de los deportistas españoles, Pipe nos cuenta otros proyectos en los que están trabajando: “Se trata de cosas sencillas que van más allá de lo económico. Cuando nos contacta una federación con menos recursos, no saben llegar a un patrocinador. Y nosotros hacemos una presentación para una empresa. A algo tan sencillo como eso le damos una solución. También actuamos con los propios deportistas. Es uno de los grandes activos de una federación y queremos ayudar a que haya competiciones; pero otro objetivo es crear héroes para que el mundo del deporte sea un modelo a seguir. Que los deportes sean referentes para los niños”.

Uno de los casos más interesantes que nos cuenta Pipe es el de la Federación de Orientación, federación que trabaja con una escuela en Mozambique. En esta fase de escuchar, tratan de conocer su historia y les llama la atención que tengan una escuela en Mozambique y que necesiten material para la práctica de determinados deportes. Hablan con las federaciones de atletismo y judo. Concretamente la de atletismo termina el contrato con una marca y el sobrante se les envía a la Escola Casa do Gaiato. Con el judo: la federación madrileña les da tatamis, algo que pare ellos es una verdadera joya. De esta forma, no se desperdicia material. Se trata de conectar necesidades con solidaridad.

Los niños de Escola Casa do Gaiato

“Un amigo trabajaba en una ONG y yo buscaba un proyecto de cooperación al que unirme, y en el que participaran niños”, explica Raúl Cánovas, un madrileño ahora afincado en Mozambique. “Traté de ser útil a los demás. Dar lo mejor de mí. Yo llevaba 7 años trabajando en una escuela de fútbol y me encantan los críos. Este es el proyecto de mi vida. En la casa tenemos 158 viviendo de forma permanente, desde los 2 años hasta los 19 o 20 años”.

¿Cómo os apoya LaLiga? – preguntamos a Raúl.
LaLiga nos aporta poder difundir nuestro proyecto ahora que es difícil de mantener. Es una función muy importante la suya. Nos han proporcionado material deportivo y sobre todo poder abrir nuevas ventanas a la comunicación para explicar lo que hacemos porque la situación es delicada.

¿Qué te dijo tu familia cuando les dijiste que te ibas tan lejos?
Me preguntaron que dónde estaba Mozambique y que si estaba en guerra (Raúl ríe). Se mostraron preocupados pero ya conocían el proyecto.

¿Cómo es el día a día de la familia?
En la casa tenemos una escuela concertada con apoyo del estado. Hay un grupo de niños que va por la mañana y que por la tarde tienen actividades en la casa. Es como una casa normal, y todo lo hacen los niños: comida, lavandería, tenemos campos de cultivo, carpintería…. La filosofía es darles educación integral y que aprendan oficio. Y claro, también hay deportes: tenemos baloncesto, fútbol, judo, curso de vela y este año empezamos atletismo y orientación.

¿Qué necesitáis a día de hoy?
A nivel general: necesitamos donaciones para el mantenimiento de la salud, alimentos, etc… y el hecho de difundir es el mejor regalo. Pero poder dar a conocer el proyecto es un regalo en sí mismo. Porque son 158 niños y unos 70 ya fuera de la casa pero que dependen de nosotros porque están complementando sus estudios.

Los niños de Escola Casa do Gaiato

A nivel deportivo: seguimos necesitando material y apoyo económico, y sobre todo que nos ayuden con el transporte porque estamos a 45 kilómetros de Maputo, la capital de Mozambique. Y también necesitamos ayuda para conseguir entrenadores formados.

¿Qué aprende un entrenador de fútbol en un proyecto solidario como este?
He aprendido mucho más de lo que he podido enseñar. He aprendido a valorar cada pequeña cosa que tenía en España. Se aprende a valorar más la vida porque los problemas aquí son mucho más importantes. Se aprende a vivir la vida con alegría.

Alegría, solidaridad, deporte... son máximas que LaLigaSports lleva en su ADN. Las federaciones, clubes y deportistas españoles, así como otros proyectos solidarios, se ven favorecidas por la gestión supradeportiva de una entidad, LaLiga, que va mucho más allá del fútbol.