SD Eibar, medio siglo de lucha por la igualdad

El club armero inició en 2016 una serie de actividades de visualización y sensibilización en favor del fútbol femenino, siempre con el recuerdo de un grupo de amigas eibartarras que en 1971 rompieron las barreras sociales y disputaron el primer partido entre mujeres en Ipurua. Las iniciativas en pro del fútbol femenino empezaron cuando la presidenta, Amaia Gorostiza Telleria, llegó al club en 2014

Una ‘cuadrilla’ de amigas, un balón y muchas ganas. Pocos ingredientes más fueron necesarios en 1971 para hacer historia y romper barreras en Eibar, donde en mayo de aquel año se celebró un histórico partido de fútbol femenino. Aquel encuentro fue el germen para próximos logros deportivos en la localidad armera, que en los últimos años ha sido escenario de varios homenajes de la SD Eibar Fundazioa, con la presidenta Amaia Gorostiza a la cabeza.

Aquellas chicas tuvieron que luchar contra las prohibiciones de los años de dictadura, como la participación de las mujeres en el deporte en general y el fútbol en particular, bajo el argumento de que “no es apropiado para las señoritas”. “Además de la amistad tenían en común la afición al deporte y muchas ganas. Tuvieron que buscar a otras chicas de la comarca a las que les gustase el deporte y a Mikel Izeta, novio de una de ellas y quien les ayudó a tener unos pocos fundamentos de fútbol para montar el equipo”, recuerda Mikel Larrañaga, vicepresidente de la SD Eibar Fundazioa.

Primer partido de fútbol femenino en Ipurua, prohibido por las autoridades (1971) - Foto: SD Eibar

Decidieron contactar con Antonio Corral, gloria armera y por aquel entonces entrenador del club guipuzcoano, en busca de apoyo de la entidad. “Creo que les recibió un poco escéptico, pero en vista de la insistencia, porque no pararon hasta tener la autorización para jugar un partido en Ipurua, finalmente aceptó”, reconoce Larrañaga, quien puntualiza que las jugadoras buscaron apoyo de una empresa privada eibartarra para sus camisetas. Con el permiso conseguido, cuadraron un primer partido ante el vecino pueblo de Ermua, que a la postre acabarían ganando 1-0.

Aún hoy se recuerda que el duelo estuvo cerca de no disputarse, después de que el Gobernador Civil lo prohibiese. El árbitro se asustó y tuvo que arbitrar un linier para que no se suspendiera un partido que fue también orgullo en la comarca porque las jugadoras destinaron el dinero recaudado a las ikastolas (escuelas vascas) clandestinas, que entonces alfabetizaban a los niños en euskera.

Aquella historia dejó un gran ejemplo y también una semilla. “El fruto de aquellas pioneras que con mucho descaro y mucha inquietud social montaron aquel partido fue un equipo de chicas como el Eibartarrak”, considera Larrañaga. Este equipo, a quien el club armero piensa homenajear este año 2019 con, entre otros actos, un saque de honor en un duelo de LaLiga Santander, fue capaz de luchar en la máxima categoría del fútbol femenino y conseguir un subcampeonato de Liga, otro de Copa y un título de Supercopa en la temporada 1998-99, hace ahora 20 años.

De la misma forma que se homenajeará en los próximos meses a las jugadoras de aquel histórico equipo del Eibartarrak por su 20 aniversario, el 21 de diciembre de 2017 el club armero realizó un sentido homenaje a aquellas mujeres que en 1971 hicieron historia. En la fachada de la Tribuna Este de Ipurua se colocó una histórica fotografía de Segundo Varela Petite que retrataba a las integrantes de aquel equipo femenino para dejar constancia de “la valentía de estas mujeres, precursoras del fútbol femenino azulgrana”, según escribió entonces el club en su página web.

De izquierda a derecha: Ainara López de Viñaspre, Arrate Fernández, Patricia Rodriguez, Amaia Gorostiza, Ostaiska Egia, Gema Baqué y Kattalin Badiola Olaran - Foto: SD Eibar

Además, Amaia Gorostiza, presidenta del club, recibió a las jugadoras, a su entonces entrenador Mikel Izeta e incluso al mencionado fotógrafo Varela Petite en el palco de Ipurua. Disfrutaron alrededor de una mesa de una buena comida vasca y después saltaron al césped junto a la presidenta y el Alcalde de la ciudad, Miguel de los Toyos, para recibir el aplauso de una afición entregada minutos antes de que iniciase un SD Eibar-Girona FC de LaLiga Santander que, además, finalizó con goleada local (4-1).

“A raíz de la llegada de Amaia Gorostiza al club uno de los objetivos fue rescatar la Fundación. Entre los distintos ámbitos que se abordan está la mujer como reivindicación social. Por eso decidimos realizar este homenaje”, explica Larrañaga, quien también apunta otras iniciativas importantes, como el hecho de que Ainhoa Alonso, ex capitana del equipo femenino, haya empezado a entrenar con el equipo masculino de veteranos, así como las dos ocasiones en las que el club abrió las puertas de Ipurua al primer equipo femenino.

Para el club, en palabras de Larrañaga, “el fútbol femenino es un deporte emergente, con un crecimiento espectacular”, por lo que han hecho “una apuesta fuerte con el objetivo de tener un equipo en la primera categoría”. “Uno de los medios para hacer atractivo el fútbol para las mujeres es tener un equipo en la Liga Iberdrola. Los niños y niñas miran a Messi, Ronaldo o los ídolos locales de la SD Eibar, y queremos incorporar a ese escenario a las chicas de nuestro primer equipo”.

En ese sentido, el club entendió como clave sensibilizar a la población, llevando a cabo iniciativas para dar visibilidad al primer equipo femenino, que hoy lucha por el ascenso a la Liga Iberdrola. La primera fue citar a la afición en Ipurua el 26 de noviembre de 2016, 45 años después de que aquellas amigas rompieran las barreras sociales, para un encuentro amistoso entre la SD Eibar femenino y el CD Tacón madrileño. El duelo fue un éxito, llenando la Tribuna Principal y consiguiendo además el triunfo por 2-1. Un año después, madrileñas y armeras se volvieron a medir en otro partido amistoso, esta vez en Madrid.

SD Eibar femenino y el CD Tacón madrileño - Foto: SD Eibar

También destaca el último encuentro disputado por las azulgrana ante su afición. El pasado 16 de diciembre, como otro paso clave para la visualización del futbol y también de solidaridad, el club invitó a todos los aficionados a llenar Ipurua para vivir un encuentro benéfico entre la SD Eibar y C.A. Osasuna, dos equipos que luchan por el ascenso en el Grupo II de la Segunda División femenino. Las entradas fueron gratuitas, pero el club donó 1 euro por cada asistente (2.253) a la Asociación Aspanogi, Asociación de Padres de niños oncológicos de Gipuzkoa.

Encuentro benéfico entre la SD Eibar y C.A. Osasuna - Foto: SD Eibar

Esta fue una muestra más de las muchas que el club guipuzcoano ha dado en favor de la inclusión en el deporte. “Hay que adaptarse a los tiempos y dar respuesta a una inquietud social que afortunadamente hay en este momento en la sociedad. El Eibar tiene la obligación de estar al tanto y contribuir con todas sus posibilidades. Incluso, si podemos, tirar del carro en el movimiento reivindicativo de la mujer”, destaca el vicepresidente de la SD Eibar Fundazioa.

Mikel Larrañaga está convencido de que el fútbol femenino es un “deporte emergente” y lo ejemplifica con lo sucedido en San Mamés el pasado 30 de enero, cuando Athletic Club y Atlético de Madrid Femenino se midieron en los cuartos de final de la Copa de la Reina ante 48.121 aficionados, logrando el récord de asistencia a un partido de fútbol femenino en España. “Va a haber un antes y un después de este partido, es un primer paso muy importante y la SD Eibar quiere estar ahí”, asegura Larrañaga, quien marca el próximo objetivo del club: colocar al primer equipo femenino en la élite y ser “el medio de enganche para las chicas del pueblo y de la comarca”.