Baloncesto | LEB Plata

El CB Zamora hace los deberes y se aferra a la Copa LEB

Los de Saulo Hernández logran una victoria de trabajo y prestigio en Albacete

CB Zamora

CB Zamora / CBZ

Area 11

No hubo sorpresa. Tercera victoria consecutiva del Zamora Enamora que se afianza en la primera posición de la clasificación con diez triunfos y solamente una derrota, y ya tiene virtualmente certificada su presencia en la Copa LEB que se jugará en el Ángel Nieto. Este sábado en Albacete tuvo que ponerse el mono de trabajo para doblegar a un combativo rival. La defensa fue clave.

El primer cuarto estuvo marcado por la igualdad de fuerzas. Los dos primeros puntos fueron para los locales. Fall firmó el 2-0. Rápidamente, el Zamora Enamora le dio la vuelta al marcador (2-3). Pauksté tomó el mando en ataque en los primeros instantes. Luego, Un triple de Round puso el 9-11, aunque la alegría visitante duraba poco porque respondía con solvencia su rival. Así, a poco más de tres minutos para la conclusión del primer cuarto el luminoso del Pabellón del Parque reflejaba un empate a quince puntos gracias a dos tiros libres convertidos por el ucraniano Shelist. No fue un primer cuarto de muchos puntos por la gran lucha donde las defensas impusieron su ley. Una última canasta de Drame fijo el 17-17 al final de los primeros diez minutos.

Ya en el segundo cuarto, el Zamora Enamora saltó a pista más entonado con un parcial de 0-3 (17-20). Marín no dio margen y con un triple devolvió la igualdad al marcador (20-20) y solamente había transcurrido un minuto. La intensidad en el juego era alta así como las alternativas en el luminoso. Tras el 26-26, los castellanos consiguieron un parcial de 0-4 lo que les permitió tomar la primera ventaja con cierta importancia (26-30) forzando un tiempo muerto del técnico local David Varela. Pauksté y Buckingham estaban siendo letales en ataque. Aunque el buen momento visitante duró poco porque el senegalés Fall se encargó de ello con cuatro puntos consecutivos (30-30). La respuesta zamorana fue un triple del ala americano Buckingham (30-33). Una diferencia que se fue hasta los ocho puntos con una canasta de Pauksté que seguía teniendo la mano caliente y un triple de Peris (30-38). Sin lugar a dudas, era el mejor momento del Zamora Enamora.

Tras el paso por los vestuarios, los castellanos mantuvieron el mismo tono de juego como habían acabado la primera mitad. Así, un parcial de salida de 0-4 les alejó un poco más de su rival (30-42) con Pauksté y Buckingham como sus máximos exponentes ofensivos. La ventaja llegó a ser de quince (35-50). Una ventaja que no supo conservar en los siguientes minutos. Tras un tiempo muerto solicitado por David Varela, el Albacete espabiló (40-50). Ahora sería Saulo Hernández el que iba a detener el partido. Su equipo había hecho un paso atrás. Sin embargo, De Blas se encargó de frenar el ímpetu visitante con cinco puntos consecutivos (45-50).

La ventaja era de cinco puntos, pero el líder no tenía todavía atado el partido y aún restaban diez minutos donde podía ocurrir absolutamente de todo. El último cuarto arrancó sin un claro dominador en el parquet. Se mantuvieron los cinco puntos de ventaja (49-54). Buckingham mantuvo a flote el equipo en sus momentos más difíciles (51-58). Un triple de Round a 4’14’’ empezó a romper la resistencia del Albacete (51-63). Varela solicitó un tiempo muerto porque veía que se le escapaba el partido. Fue el principio del fin. Un parcial de 0-6 sentenció el duelo en el que Powell tuvo un protagonismo decisivo (51-69). Dos triples y una canasta del base jamaicano acabó con todas las esperanzas de los manchegos. Aún restaban 2’37’’, pero iban a ser de puro trámite. Naspler se unió a la fiesta (51-71). Y es que el parcial del cuarto hasta ese momento era de un galáctico 6-21. Luego, Round y Drame volvieron a anotar desde la larga distancia (53-77). La exhibición fue total.

Declaraciones de Saulo hernández

Semana a semana Saulo Hernández no escatima en elogios para los suyos, y tras ganar a Albacete no fue una excepción. «El equipo ha estado muy serio todo el partido, sobre todo a nivel defensivo y ha dejado a un equipo como Albacete, en su casa a 55 puntos», señaló el míster que puso en valor el hecho de que su plantilla no tuviera sensación de nervios o desconfianza cuando el rival se acercó a 5 puntos. Respecto a la opción de jugar la Copa LEB, algo que está virtualmente confirmado, Hernández dejó claro que «es un premio para el club y para la ciudad» y recordó que será la «primera oportunidad de poder ganar un título ante nuestra afición».