La zona de salud de Tábara, indignada: la Junta deniega su petición

La plataforma en defensa de la sanidad de Tábara, "indignada" por la negativa de la Junta de dotar a la zona de un especialista

Vecinos de Tábara cortan el tráfico en la N-631 en el último acto de protesta.

Vecinos de Tábara cortan el tráfico en la N-631 en el último acto de protesta. / Cedida

La plataforma en defensa de la sanidad pública de Tábara ha mostrado su "indignación" por la negativa de la consejería de Sanidad de dotar a la zona básica de salud de un fisioterapeuta y por su "desprecio" a una resolución del Procurador del Común sobre la necesidad del servicio, que ha sido archivada. Así lo ha expuesto la plataforma, en una nueva movilización en defensa de la sanidad pública, en la que los participantes cortaron la carretera N-631 en señal de protesta y en la que, de nuevo, reclamaron la dimisión del consejero de Sanidad, Alejandro Vázquez.

En la movilización, quedó patente el malestar de los participantes porque, después de cinco meses de espera, la respuesta de la consejería de Sanidad al requerimiento del Procurador del Común refleja que "no aprecia la necesidad" de prestar el servicio de fisioterapia en la zona básica de salud de Tábara, lo que obligará a los pacientes a desplazarse a otros centros de salud.

Para la plataforma, la respuesta evidencia la "apuesta" de la Junta por "hacer desaparecer la sanidad pública, potenciando la privada" y el olvido de las zonas rurales en las que, para evitar la despoblación, es imprescindible mantener dos servicios básicos: la sanidad y la educación.

De otro lado, remarcó que, aunque la consejería de Sanidad "boicotea todas las resoluciones del Procurador del Común", la "lucha" de la plataforma ha permitido mantener la plantilla de médicos, enfermeras y auxiliares en la zona básica de salud de Tábara.

Argumentos

La Junta ha justificado su negativa de dotar a Tábara de un fisioterapeuta en que el proyecto integral para el desarrollo del Plan de Acción de Atención Primaria y Comunitaria, propone medidas orientadas a proporcionar una atención accesible y de calidad, en condiciones de equidad, y situando siempre al paciente y la comunidad en el centro del sistema.

En este contexto, la fisioterapia adquiere un papel relevante, incrementando su presencia en los equipos de Atención Primaria, con aumento del número de profesionales y el desarrollo de competencias más avanzadas como es la creación y extensión de las Unidades de afrontamiento activo del dolor, defiende la consejería en su respuesta al Procurador del Común.

En el caso de Zamora, según la Junta, este año se ha puesto en funcionamiento la sala de fisioterapia en el centro de Parada del Molino en la capital, que da cobertura a toda la población de esa zona básica de saludo junto a las de Doctor Fleming, Corrales del Vino, Carbajales, Campos-Lampreana, Villalpando y Zamora Norte, descongestionando el resto de las salas de fisioterapia del área de salud.

Por otra parte, la Junta ha asegurado que está estudiando la extensión de las unidades de afrontamiento activo del dolor crónico, que ya funcionan en Valladolid para sus dos áreas de salud, al resto de la Comunidad, para lo que está prevista la contratación, tras recibir la formación específica, al menos de 35 fisioterapeutas en plantilla orgánica de Atención Primaria, durante los años 2023- 2024.

Del mismo modo, ha subrayado que está trabajando junto con los profesionales de atención primaria, en modelos innovadores de atención que, mediante la utilización de las nuevas tecnologías, permitan llevar la prestación de la cartera de servicios de Sacyl a las zonas territoriales de difícil cobertura.