Kiosko

La Opinión de Zamora

Arcenillas afronta otro verano sin agua

El gasto de una piscina pequeña es equivalente al consumo de una familia de cuatro personas durante seis meses

Vista de Arcenillas desde lo alto del depósito de agua, desde donde se avistan algunas psicinas. | E. Fraile

La potabilizadora de Arcenillas lleva apagada desde el domingo. Utilizarla supone descartar el 40% del agua que se extrae de los dos pozos que solventan las necesidades domésticas de 429 vecinos.

Arcenillas no tiene agua. Este problema se repite cada verano en el pueblo desde hace al menos diez. Las intervenciones para asegurar el suministro son parches momentáneos, caros y que se quedan obsoletos pronto.

El mayor ejemplo es la balsa de agua captada en 2008 que se pensó “solucionaría la escasez durante cien años”, relata el alcalde Enrique Rodríguez, y que sin embargo, se agotó tan solo diez años después.

Sin potabilizadora, el suministro no es apto para beber, tiene floururo, “es contaminante, hay que eliminarlo”. La potabilizadora de Arcenillas, una máquina de 180.000 euros, elimina este químico natural.

“Parte del agua que se deshecha en el proceso va al desagüe y se lleva la mayor concentración de fluoruros, el resto reduce su índice y es aprovechable para beber”.

El agua que sale por los grifos de este municipio no es apta para el consumo humano

decoration

Pero Arcenillas ya no puede permitirse tirar el 40% del agua que saca de sus pozos, que están al límite. “Tenemos que aprovechar todo el caudal, la consecuencia es que se apaga la potabilizadora”.

Por eso, desde el domingo pasado el agua que sale por los grifos de este municipio no es apta para el consumo humano. Un aviso en las redes sociales unos días antes ya alertaba a los vecinos de lo que ya se ha convertido en habitual: las reservas hídricas de Arcenillas estaban agotándose.

A pesar de que se rogó la moderación de su consumo, el corte llegó hace cinco días. Algunos vecinos acusaron a la irresponsabilidad de otros y a su derroche.

Aún así, el alcalde tranquiliza: “La cloración sigue activa, el agua no tiene riesgo microbiológico”, aún así recuerda que el fluoruro sigue presente, y aunque no es tan peligroso como el amoniaco presente en Almaraz de Duero, sí es una sustancia nociva para el ser humano.

Arcenillas pensaba tener lista para este verano la tubería que unirá Zamora con su Alfoz

decoration

El agua de Arcenillas no podrá volver a beberse hasta septiembre. Mientras tanto los vecinos acuden al centro del municipio a surtirse de agua en la potabilizadora portátil instalada por la Diputación de Zamora, una solución temporal a base de garrafas que no debería haber llegado, pues para este verano Arcenillas ya pensaba tener la esperada tubería que uniría Zamora con Alfoz y que arreglaría sus problemas.

“Fue la pandemia y problemas administrativos los que han demorado las obras”, dice el responsable de la corporación, que aún así recalca el compromiso de la actual Diputación por asumir un proyecto abandonado en otras legislaturas.

Alta demanda de agua

Desde lo alto del depósito de Arcenillas se ve en algunos días claros los Picos de Europa, relata el alcalde, que recorre los tramos de escaleras verticales casi cada día cuando llega el verano para revisar el nivel del agua, la mayor preocupación de mayo a septiembre.

Desde lo alto de la infraestructura también es fácil contar el número de piscinas que hay en Arcenillas: algunas sí han guardado el agua durante todo el invierno, otras aún permanecen vacías. Un puñado están llenándose. Las portátiles tienen dentro la manguera doméstica enchufada al suministro municipal.

La potabilizadora no está preparada para surir el riego del césped, las piscinas o los huertos

decoration

Esta potabilizadora está preparda para prácticamente el doble de la población de Arcenillas, pues incluye la denominada “flotante” que acude en verano o fines de semana.

“Lo que ocurre es que no hay un consumo humano por persona, porque el césped, la piscina y el huerto no cuentan como una persona”, replica el responsable sobre por qué la infraestructura actual no consigue suplir la demanda: “El agua está prevista para el uso doméstico y el consumo animal, pero la gente la utiliza para todo”.

El control es casi imposible. Aún así desde el Ayuntamiento han hecho cálculos: “No se puede saber quién está llenando su piscina en cada momento, pero al final del semestre sí salen las cuentas”, confiesa el administrador en un pueblo en el que la mejor sensibilización para un uso responsable del agua ha sido “abrir el grifo y ver que no salía nada”.

“Una casa normal de tres a cuatro personas sin huerto, césped ni piscina consume unos 60 metros cúbicos cada seis meses”, una media que Rodríguez tiene comprobada.

"La mejor sensibilización es abrir el grifo y ver que no sale nada”

decoration

Esto indica que el consumo domiciliario de una familia durante seis meses (no solo para beber, sino también en duchas, lavadoras, limpieza y riego de plantas sencillas, por ejemplo) es equivalente a llenar una piscina de tamaño pequeño a mediano durante solo un día.

“Luego hay que mantenerla cada semana porque el agua se evapora o se absorbe debido a los aparatos de limpieza”. Un mantenimiento que se encarece en caso de las desmontables, que al no tener depuradora, renuevan el agua varias veces cada temporada.

Arcenillas afronta un verano especialmente problemático, con un agosto que se augura “duro”, teme el alcalde sobre una escasez de agua que ha denominado como “el gran problema del siglo XXI”.

Potabilizadora portátil de Diputación para suministrar agua.| E. F.

Las obras de abastecimiento del Alfoz de Zamora, un sueño que llega

Las esperadas obras para suministrar agua desde Zamora a los pueblos del Alfoz quedaron licitadas el pasado enero y se espera que el replanteo de las obras llegue en las próximas semanas.

“Diputación por fin ha tomado conciencia del problema que tenemos”, dice Rodríguez sobre un problema abandonado en otras legislaturas al que se le han ido poniendo “parches” y que por fin ha adquirido la importancia que merece.

Eso sí, para el representante “ha llegado tarde” y augura un mes de agosto con dificultades en el municipio de Arcenillas, que de momento, resiste a base de garrafas de agua.

Compartir el artículo

stats