Kiosko

La Opinión de Zamora

Hallan arsénico en el agua de un pueblo de Zamora con valores superiores a los límites de la OMS

El municipio, a la espera de que la Diputación licite las obras para construir la estación de tratamiento que elimine el mineral

Carretera de Almaraz, el pueblo zamorano donde se ha encontrado arsénico en el agua. Cedida

El último pueblo de Zamora en unirse a la lista de municipios sin agua potable es Almaraz de Duero. Un análisis practicado el pasado lunes arrojó un nivel de arsénico de 14 microgramos por litro, superior al valor guía de la OMS, que es de 10 microgramos por litro. Esto obligó al Ayuntamiento a prohibir el uso del agua corriente para beber o cocinar, si bien en la mayoría de países del mundo las legislaciones permiten niveles de hasta 50 microgramos de este elemento.

El arsénico es un mineral presente de forma natural en el suelo en distintas cantidades según la geografía, y en Almaraz supone un problema sobre todo después de lluvias abundantes, cuando las escorrentías arrastran una mayor cantidad de este componente.

Por ese motivo, Almaraz viene sufriendo desde hace algunos años periodos en los que el arsénico impide el consumo del agua para uso humano. De hecho, el municipio cuenta desde el otoño de 2020 con una potabilizadora portátil proporcionada por la Diputación de Zamora como medida provisional, para que los vecinos puedan llenar sus garrafas de agua segura, hasta que Almaraz cuente con una nueva estación de tratamiento de agua potable.

La Diputación de Zamora incluyó en 2021 a este municipio en sus planes para instalar infraestructuras de abastecimiento en zonas rurales, y Almaraz espera contar pronto con una ETAP. Según informa el alcalde, José Martín, el Ayuntamiento ya ha redactado el proyecto, que está en manos de la institución provincial, y ha consignado la parte de financiación municipal. El siguiente paso es que la Diputación licite las obras para su ejecución mediante contrata.

Mientras tanto, se seguirán practicando análisis por si la concentración de arsénico vuelve a bajar.

Arcenillas, con escasez

En Arcenillas también hay problemas para abastecer de agua a la población, en este caso debido a la escasez. El consumo se ha incrementado con la ola de calor, adelantando a mayo un problema que el municipio solía sufrir todos los veranos.

Por suerte para los vecinos de Arcenillas, este es uno de los pueblos del Alfoz de Zamora que próximamente se conectará a la ETAP de la capital para recibir agua del Duero tratada para su consumo humano, lo que pondrá el fin definitivo a los problemas de escasez, recuerda el alcalde, Enrique Rodríguez, que espera que las obras estén culminadas en la primera mitad de 2023 para que este sea el último verano sin agua.

La Diputación ha auxiliado a Arcenillas, y desde el pasado lunes ha repartido 720 garrafas de agua apta para el consumo humano.

Compartir el artículo

stats