Kiosko

La Opinión de Zamora

Sucesos en Zamora

Los hurtos continuados de una pareja provocan alarma social en el comercio de Benavente

Acumulan decenas de incidentes en tiendas, supermercados, vehículos de reparto y turismos desde hace meses y con varias detenciones

La Guardia Civil ha detenido en varias ocasiones a la pareja por hurtos en establecimientos locales. J. A. G.

Los hurtos continuados perpetrados por una pareja están generando un notable alarma social en el comercio benaventano desde hace meses, a pesar de la sucesión de detenciones y actuaciones preventivas de la Guardia Civil y de la Policía Local, según ha podido confirmar este periódico.

A principios de año, la mujer saltó a la página local de sucesos tras entrar en un bar y llevarse a la carrera un dispensador de frutos secos. Desde entonces, no hay semana que ella o su pareja de hecho no motiven alguna intervención policial.

Las acciones preventivas, cuando no detenciones, por hurtos y también por robos en vehículos, se cuentan por decenas a partir de las llamadas de negocios comerciales o de hostelería y, a título individual, comerciantes del centro de la ciudad se han quejado al Ayuntamiento de la situación de forma continuada.

Detenidos y reincidentes

Las detenciones, varias en este periodo, no han servido para paliar la situación. Al día siguiente, con reincidencias acumuladas, vuelven a perpetrar nuevos hurtos o a intentarlos.

Ambos, de menos de cuarenta años de edad y con adicción al consumo de estupefacientes, son tan conocidos en los supermercados benaventanos que al traspasar la puerta son inmediatamente seguidos por un empleado con intenciones disuasorias, para evitar que se lleven productos sin pagar, muchas veces a la carrera y perseguidos.

Todo tipo de establecimeintos

Tiendas de ropa, de electrodomésticos, bazares, bares, vehículos de reparto que asaltan al descuido, y también robos en vehículos, nutren el historial de esta pareja en las últimas semanas.

El varón protagonizó recientemente un robo en un turismo. El propietario, tras identificarlo lo siguió. Se enzarzaron en una pelea y tuvieron que intervenir nuevamente la Policía y la Guardia Civil.

Poco antes, había sido detenido por agentes del Puesto Principal de Benavente tras el aviso de hurto de una tienda de la que huyó corriendo. Actúan tanto de forma individual como en pareja, y tal es el grado de reincidencia, que son pocos los establecimientos, sobre todo del centro de la ciudad, que no los conocen ya.

Compartir el artículo

stats