07 de noviembre de 2017
07.11.2017

Tradición y teatro

Casi cien años después, Zamora sigue, afortunadamente, representando el drama de Zorrilla

07.11.2017 | 00:20
Tradición y teatro

El día en que, anunciándose D. Juan Tenorio, estén vacíos los teatros, España habrá llegado a su completa civilización; pero no será España", escribía un crítico ilustre en la revista "La novela teatral" de 1920.

Casi cien años después, Zamora sigue, afortunadamente, representando el drama de Zorrilla con gran aceptación por parte del público zamorano que, en vísperas del día de difuntos, ha abarrotado, durante cuatro sesiones, el Teatro Principal.

El grupo teatral La Tijera ha presentado, por décimo año consecutivo, la historia del burlador sevillano en una adaptación renovada, obra de Daniel Pérez, que ha mejorado sensiblemente la agilidad del drama y la mejor comprensión de la trama por unos espectadores entusiasmados que aplaudieron todos los bises y atronaron el teatro al final de la representación.

No podemos individualizar la actuación de los quince personajes que forman el elenco de la obra pero sí destacar algunas novedades del mismo:

La compañía "La Tijera" renovó parte de sus componentes de temporadas anteriores con la presencia magnífica de José Carlos Cuevas que dio vida a un don Juan entusiasta e inspirado que maravilló al público entregado ante su ductilidad y buen decir. Novedad y agradable sorpresa fue Tania Serrano en una Lucía, pícara, tierna y mesurada, que compuso con don Juan una magnífica escena en la reja de doña Ana.

Los actores habituales de la compañía ratificaron y mejoraron sus interpretaciones de otros años; no podemos dejar de destacar a Verónica Calvo, doña Inés dulce, entregada y apasionada; Antonio Crespo fue un antagonista digno y entusiasta en su papel de don Luis Mejía; Indalecio Álvarez se convirtió en un don Gonzalo enérgico y en un aparecido que atemorizó al propio conquistador; convincentes fueron Mª José Gutiérrez (perfecta Brígida zorrillesca) y Florentino Pérez que dio vida a un escultor sereno y con una vis cómica acertadísima. El resto de la compañía cumplió con su papel acertadamente.

La ambientación musical y visual fue lograda de forma maravillosa por el amplio equipo técnico de "La Tijera", dirigido por Inda Álvarez con su pericia y sentido artístico habituales.

La dirección de Indalecio Álvarez Campano manejó con maestría la actuación de los quince actores de la obra y supo combinar el montaje tradicional del don Juan con innovaciones sorprendentes y mágicas en decorados, sonido, vestuario y demás aspectos técnicos del drama.

Esperemos que en años sucesivos se conserve esta tradición, gracias a la dirección del Teatro Principal, y, si es posible, continúen las innovaciones que tanto han mejorado la representación teatral.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine