Formación y educación
laopinióndezamora.es >Formación>Universidades>

Los estudiantes de doctorado españoles, insatisfechos con su formación docente

Los estudiantes de doctorado españoles, insatisfechos con su formación docente

Figuran entre los más descontentos de la UE, según un informe de la Comisión Europea

21-06-2017TuentiMeneame
Los futuros doctorados no están satisfechos con su formación.
Los futuros doctorados no están satisfechos con su formación.. GettyImages.

EP / BRUSELAS El 59% de los estudiantes de doctorado en España está insatisfecho con su formación pedagógica y capacidades para la enseñanza, lo que les sitúa como los más descontentos de todos, seguido de los eslovenos (54%), según un informe publicado por la Comisión Europea sobre los retos del profesorado universitario en Europa.   

Pero además, el 48% de los estudiantes de doctorado en España considera que su capacidad para enseñar es "baja" o "muy baja", porcentaje que sólo superan los franceses (51%). En ambos casos, apenas el 20% de ellos considera que sus capacidades docentes son buenas o muy buenas.   

"Una proporción sustancial de candidatos doctorales considera que tienen capacidades docentes insuficientes al inicio de su doctorado y una proporción sustancial asegura no tener ninguna experiencia docente durante su doctorado y/o está insatisfecho con su formación en capacidades docentes", alerta el Ejecutivo comunitario en su informe.   

"Estos resultados plantean algunas preocupaciones sobre la calidad de la enseñanza que se esperaría del personal académico europeo del mañana", avisa en el documento, publicado este jueves, que pone de relieve que los estudiantes de doctorados más satisfechos con su formación docente son los belgas y suecos, con un 40% de ellos satisfecho en ambos casos.   

España es el país con el mayor número de catedráticos entre su personal académico en universidades, con el 41,3% del total, por delante de Malta, mientras que por el contrario Bélgica (3,4%), Irlanda y Portugal (7,5% en ambos casos) son los países con menos catedráticos.   

Por lo que se refiere a la edad del personal docente universitario, España es de los países con una plantilla de profesores de mayor edad y menos jóvenes. Así, sólo el 8,9% de los profesores universitarios tiene menos de 35 años en España, frente al 23,5% de media en la UE, mientras que el 40% tiene entre 50 y 64 años, muy por encima del 31,7% de media comunitaria. En cambio, el 3,8% tiene más de 65 años, por debajo de la media europea del 4,5%.   

El 41,6% del personal académico universitario en la UE son mujeres, porcentaje que sube al 42,5% en el caso de España.   El informe también pone de relieve que España es uno de los países donde más ha crecido la plantilla de profesores entre el año 2000 y 2015, un 46,7% más. Sólo ha crecido más en Eslovenia (185,7%), Malta (176,5%), Chipre (171,4%) y Reino Unido (57,4%).   

En dos tercios de las universidades en Europa, más del 90% de los profesores tiene contrato indefinido y en un tercio, contratos fijos o indefinidos. El empleo a tiempo parcial entre el profesorado universitario es prácticamente inexistente en países como Grecia, Francia, Italia, Polonia y Rumanía, mientras que en el caso de España se sitúa en el 33,9% del personal académico. Entre el 60 y el 80% del personal académico trabaja a tiempo parcial en Alemania, Letonia, Lituania, Austria y Eslovenia.   

España es de los países donde menos ha crecido el número de estudiantes universitarios en el mismo periodo, apenas un 7,4% entre el 2000 y el 2015. Junto con España, donde menos ha subido el número de universitarios es Hungría (0,2%), Eslovenia (2,1%), Estonia (3%), Italia (3,2%, Polonia (5,4%) y Bulgaria (6,7%), mientras que en Portugal ha caído un 9,7%. Por el contrario, el mayor aumento de los universitarios se ha dado en Chipre (256,9%) y Malta (109,3%).   

El informe pone de relieve además que apenas diez países, entre los que no figura España, cuentan con estrategias de Recursos Humanos a largo plazo para las universidades diseñadas al máximo nivel político. Países como Francia, Irlanda, Italia, Alemania, Países Bajos y Austria sí cuentan con ellas.