09 de marzo de 2019
09.03.2019

Más de 7.000 zamoranas muestran el músculo del feminismo en una manifestación histórica

Éxito rotundo de la convocatoria del Movimiento Feminista, que dobla la asistencia del año pasado para exigir igualdad entre hombres y mujeres y el fin del machismo

08.03.2019 | 22:20
La calle de San Torcuato, llena de gente, ayer.

Con una sola voz y para que "nadie mire hacia otro lado frente a nuestras propuestas", miles de personas –unas 7.000 según la Policía Nacional–, con una amplia mayoría de mujeres, recorrieron ayer el centro de la ciudad en lo que fue, un año más, un clamor contra el machismo y a favor de la igualdad entre hombres y mujeres. Por poner la cifra en relación con el tamaño de la ciudad, más de uno de cada diez residentes en la capital acudieron ayer a la convocatoria del Movimiento Feminista, que superó con creces la asistencia del año pasado, que fue de unas 3.000 personas.

La asistencia a la manifestación fue tal que la cabecera se vio obligada a parar en Santa Clara para no "comerse" a los últimos de la marcha, que todavía no habían enfilado la calle Benavente para después girar por San Torcuato en dirección a la plaza de Alemania. Pocas manifestaciones se recuerdan en la historia reciente de Zamora con esta asistencia. Si acaso la que cerró la huelga general en noviembre de 2012 y otras más lejanas en el tiempo como la del "No a la guerra". En cualquier caso, la convocatoria supuso un éxito rotundo, casi sin precedentes.

La manifestación estuvo marcada en todo momento por un ambiente claramente festivo. Cientos fueron los zamoranos que se toparon con la marcha durante sus paseos por Santa Clara y que se sumaron a la comitiva a favor de la igualdad de las mujeres y contra la lacra del machismo. Con proclamas como "No es un caso aislado, se llama patriarcado!", "Zamora será la tumba del machismo" y "Ni un paso atrás en igualdad" las convocantes recorrieron una distancia en la que por momentos parecía que las calles se quedaban pequeñas ante la asistencia de manifestantes.

Mención especial merecen los repetidos recuerdos a todas las víctimas de violencia machista y, en especial, a Leticia Rosino y Laura Luelmo, las dos jóvenes zamoranas que en los últimos doce meses han sido asesinadas.

"Nuestras vidas siguen marcadas por las desigualdades", rezaba el manifiesto leído al término de la manifestación en la Plaza Mayor, en el que también se aseguraba que "esto ni empieza ni acaba el ocho de marzo" porque "como en años anteriores hemos estado construyendo propuestas, tejiendo redes, poniendo en marcha procesos de contagio hasta llegar a esta huelga y movilización en la que visibilizamos nuestras denuncias y exigencias".

El capítulo de peticiones fue el mismo que el del año pasado, lo que no deja de evidenciar la crítica a que, pese a la movilización de hace 365 días, poco se ha conseguido en materia de igualdad. "Lucha contra la violencia machista, derecho a decidir sobre nuestro cuerpo y nuestra vida, justicia social, trabajo digno, vivienda, salud, educación, soberanía alimentaria y laicidad".


"Sabemos que para resistir hay que seguir avanzando y nos sabemos fuertes", aseguraban las convocantes en el manifiesto de la convocatoria. "Defendemos", dijeron, "una forma de convivir y lo queremos hacer todas, unidas, fortaleciendo nuestras alianzas" y "enfrentándonos a quienes hacen su política desde la mentira y el desprecio a las mujeres, desde el miedo, el odio, la victimización y el resentimiento".

MÁS NOTICIAS: Todo sobre el 8M en Zamora

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.