Tres obras de gran formato del pintor zamorano Fernando Pennetier, fallecido el pasado mes de marzo, forman a partir de hoy parte del patrimonio artístico de la Diputación Provincial de Zamora, gracias a la cesión que ha hecho la familia del artista.

Su hijo Borja, acompañado de su madre y viuda del pintor, Begoña Ormaechea, ha querido señalar el cariño que desde siempre sintió su padre por Zamora, que le vio nacer un 5 de junio de 1931. “Siempre se tiene un vínculo especial con el lugar donde has tenido experiencias en tu infancia”, ha reconocido.

Agradecimiento de la ciudad

El diputado de Cultura, Jesús María Prada Saavedra, ha agradecido esta donación “no en nombre de la Diputación, sino en nombre de Zamora”, ha especificado, añadiendo que el lugar donde se instalen estas pinturas servirá “para que se conozca la figura de Pennetier y la calidad de su obra”.

El artista Fernando Pennetier con una de sus obras en «Espacio 36». Foto Emilio Fraile

Fue el pasado 2021 cuando la Diputación Provincial adquirió por primera vez una obra de este artista, que compartió escuela con otros artistas zamoranos de renombre como Antonio Pedrero o Tomás Crespo, presentes en el acto que ha tenido lugar en la Diputación. Con estas tres nuevas piezas, se añade más valor al patrimonio cultural zamorano de la institución provincial.