Kiosko

La Opinión de Zamora

Violencia de género en Zamora

El control policial mantiene cercados a 166 maltratadores en la provincia de Zamora

La UFAM investiga 240 denuncias de violencia de género desde enero, un 10% más de las registradas en 2021, y vigila a un 13% de acusados

El jefe de la Unidad Familia y Mujer escucha a una víctima de violencia de género. Jose Luis Fernández

Los 166 maltratadores con órdenes de alejamiento de sus exparejas en la provincia viven bajo un control policial férreo, tarea que en la capital, donde se registra el 80% de los casos de violencia de género que llegan a los juzgados está desde 2015 en manos de un equipo especializado, formado por hombres y mujeres: la Unidad de Familia y Mujer (UFAM) de la Comisaría de Zamora.

Bajo la dirección de Luis Ángel del Barrio Madruga, en un pequeño despacho, los agentes desarrollan su trabajo conformando un equipo compenetrado, con buen ambiente y dedicación plena, sin reparar en el límite de jornada, “si hay que dedicar las 24 horas del día a un caso, se hace”, declara su jefe. Si es necesario, la Brigada de Seguridad Ciudadana de la Policía Nacional u otras de la Comisaría refuerzan a la UFAM, por cuyas manos han pasado, de enero a 31 de mayo pasado, las 240 denuncias registradas en la capital, según los datos facilitados por el fiscal de Violencia de Género, Evaristo Antelo, que cifra en un 10% el aumento de casos respecto del mismo periodo de 2021 que terminó con 220 causas abiertas.

Policías nacionales de la UFAM trabajan en la Comisaría de Zamora. | Jose Luis Fernández

La “empatía y evitar la victimización” de las mujeres es la regla de oro de estos policías especializados que tienen muy presente que aquellas sufren uno de los delitos que “atentan contra lo más vulnerable del ser humano, su dignidad, su integridad física sexual y psicológica”, agrega Del Barrio Madruga, que incide en la importancia de la coordinación con las instituciones, con otros cuerpos policiales, “con todos los ámbitos que intervienen” para blindar a la víctima frente a su maltratador y ayudarla a recomponer su vida.

“Si la víctima no quiere denunciar pero existe un peligro inminente para la mujer, actuamos: La prioridad siempre es la seguridad de ella y, hacemos un seguimiento exhaustivo” del caso. El mismo que llevan a cabo cuando el maltrato está judicializado.

Aumento entre menores: el falso romanticismo e Internet

Esta lacra social se está dando con más frecuencia entre menores y a edades cada vez más tempranas, un grave problema que “tiene que ver con el falso romanticismo, “él me quiere por eso me controla el móvil”, agrega el jefe de la UFAM. Un control que acaba por anular a la mujer. En esa interpretación del maltrato como amor tiene una influencia decisiva “el acceso a Internet a edades cada más inferiores, con 8 o 10 años, a contenidos de pornografía que reflejan una relación de dominación y objetivación de la mujer”. Es preciso que el menor entre únicamente en páginas de confianza, “si no, ya es un problema, un peligro que los padres muchas veces no pueden controlar porque no tienen conocimientos para ello”.

El sistema VioGén, de Seguimiento Integral en los casos de Violencia de Género, que continúa perfeccionándose, se ha convertido en una herramienta esencial para garantizar la seguridad de la víctima, para ofrecer la “eficacia que la sociedad exige”, declara Ángel del Barrio Madruga desde la UFAM. Permite que, “si una zamorana víctima de violencia machista se traslada a Madrid, viva con plena seguridad frente a su maltratador, todos los datos sobre los casos concretos de maltrato se asientan en el sistema VioGén", si la denunciante cambia de domicilio y lo comunica en la Policía Nacional, quedará incluido en este programa.

Un total de 28 órdenes de alejamiento en la capital desde enero de 2022

Entre enero y mayo, el equipo de la UFAM realiza el seguimiento de 28 maltraradores más a los que el Juzgado de Violencia de Género ha impuesto órdenes de alejamiento de sus exparejas, todas residentes en la capital de Zamora, una cifra que eleva el número respecto de los cinco primeros meses de 2021, cuando esas medidas se quedaron en 30 en toda la provincia.

A este número de casos, hay que sumar otros en los que se descarta ese tipo de medidas porque los delitos cometidos son leves y la Fiscalía de Violencia de Género no cree necesario pedir a la jueza que se le impongan al acusado, expone su responsable Evaristo Antelo.

“Debemos empoderar a la mujer para que salga del pozo en el que vive”

“Nunca se puede echar la culpa a la víctima” de la violencia machista que ha sufrido o sufre, explica Ángel Luis del Barrio, jefe de la UFAM. La Policía Nacional, tras una formación de años, continuada, se ha convertido en una pieza clave de la lucha contra la violencia machista, “el ser humano tolera el dolor de una forma increíble, lo normaliza”, explica. En ese escenario, en el que la mujer siempre se cree merecedora del maltrato físico y psicológico, “debemos de tratar de empoderarla para que pueda salir de ese pozo”. Y al responsable, “al autor del delito, debemos de informarle de que hay unas medidas de protección para su expareja que si nos las cumple tienen una pena”, un castigo que puede terminar en la cárcel.

El jefe de la UFAM destaca y agradece la colaboración ciudadana para denunciar casos de maltrato, “que ha aumentado de forma exponencial, también de las familias de las víctimas, es un problema tan íntimo que se cuenta a un familiar o a un amigo”.

Compartir el artículo

stats