Kiosko

La Opinión de Zamora

Zamora mantiene más de 6.500 pisos deshabitados dentro del núcleo urbano

Casi dos de cada diez viviendas están vacías en la capital, pero eso no se traduce en un descenso de los precios para el alquiler y la compra

Edificios en la ciudad de Zamora. | Emilio Fraile

Casi dos de cada diez viviendas de la ciudad de Zamora permanecen vacías. Se trata del 17% del parque inmobiliario de la capital. O, lo que es lo mismo, más de 6.500 inmuebles dentro del núcleo urbano. Una cifra demasiado elevada, teniendo en cuenta las necesidades habitacionales que reclaman diferentes asociaciones que trabajan con personas en exclusión. Los datos demuestran que buena parte de la extensa edificación municipal se encuentra en desuso, lo que contrasta con los cada vez más elevados precios de alquiler y compra que se presentan en las agencias y en los portales especializados. Todo ello, a la espera de una Ley de Vivienda que aspira a poner coto tanto a los pisos desocupados como a los arrendamientos desorbitados.

Los datos sobre las viviendas vacías en el conjunto de la ciudad aparecen reflejados en el informe Urban Audit que recoge el Instituto Nacional de Estadística. Esta herramienta, que permite comparar la calidad de vida de las diferentes capitales de España, muestra cómo el municipio tiene censadas 38.563 viviendas según el Catastro, de las que un 17% estarían deshabitadas.

A todos estos datos hay que añadir los que aparecen en el informe sobre el stock de vivienda nueva sin vender del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana de 2020, que es el último del que hay cifras. De acuerdo con este documento perteneciente a la cartera que dirige Raquel Sánchez, en el conjunto de la provincia de Zamora existen 2.477 pisos de obra nuevo que no han encontrado comprador, buena parte de ellos radicados en la capital. Retazos del boom inmobiliario que quiso convertir tanto a la ciudad como al conjunto provincial en algo que ni era, ni aspiraba a ser.

Ahora bien, estos números de viviendas en desuso no tienen nada que ver con otra problemática que a menudo viene asociada, como es la de los grandes tenedores. Teniendo en cuenta los números ofrecidos por el Portal de la Dirección General del Catastro, los propietarios que tienen diez o más pisos registrados a su nombre apenas significan un 5% en el conjunto provincial.

El informe Urban Audit publicado por el Instituto Nacional de Estadística recoge otras variables que permiten realizar una radiografía de la capital, como es una renta media anual de las más bajas de toda España y la más baja de toda la comunidad autónoma de Castilla y León, con apenas 12.673 euros por habitante. Si se tiene en cuenta el conjunto del hogar, la cifra sube hasta los 28.756 euros, aunque sigue sin colocarse entre las ciudades pudientes de España, que se concentran de manera generalizada en Madrid, País Vasco y el litoral mediterráneo.

Otro de los indicadores muestra las tasas de paro y actividad, donde tampoco la ciudad de Zamora sale muy bien parada. De hecho, figura entre los grandes núcleos de población con menores tasas de actividad, con un 52,5%, tan solo superada por capitales como León, Salamanca, Gijón, Ourense, Cádiz, Santander o Valladolid.

Las estadísticas demuestran cómo la ciudad de Zamora sigue siendo un lugar complicado si lo que se quiere es trabajar y además ganar dinero. Todo ello aderezado con un parque inmobiliario envejecido y también encarecido. Hostilidad por los cuatro costados para una capital de provincia que busca la manera de encontrar un futuro digno y próspero para sus cada vez menos habitantes.

Compartir el artículo

stats