Kiosko

La Opinión de Zamora

El mercado inmobiliario de Zamora vive su momento más álgido desde la burbuja

La compraventa de vivienda se dispara a la salida de la crisis sanitaria en un movimiento contrario al escenario económico de contención

Zona próxima al río Duero donde está prevista una nueva promoción inmobiliaria. A. C.

El mercado inmobiliario en la provincia de Zamora parece completamente ajeno al escenario generalizado de contención económica y no ha dejado de crecer desde el inicio del año. Sus cifras se encuentran ya en números previos al estallido de la burbuja, que aquí llegó más tarde que en 2008, como suele ser habitual. De hecho, en la última década nunca se habían producido tantas compraventas en el primer trimestre del año como en este 2022. El número de operaciones cerradas ha ascendido a 366, que serían 776 teniendo en cuenta todos los tipos de transmisión, como son donaciones, herencias o permutas. Con una tendencia claramente ascendente, todo parece apuntar a que el techo no se encuentra en este buen comienzo del ejercicio, sino que el sector continuará de dulce a lo largo de los próximos meses.

Enero ya fue indicativo de lo que puede ser un buen año 2022 para el mercado inmobiliario. De acuerdo con la Estadística de Transmisiones de Derechos de la Propiedad publicada por el Instituto Nacional de Estadística, la provincia de Zamora cerró ese mes con 119 compraventas de viviendas, de las que nueve se correspondieron con nueva promoción y las 110 restantes con inmuebles de segunda mano. En términos generales, el número de viviendas transmitidas ascendió a 253 en esos primeros 31 días del año. A las compraventas ya citadas habrá que sumar una veintena de donaciones, 69 pisos en herencia y 45 transmisiones de otra índole.

El mes de febrero fue prácticamente similar dentro del sector, con un total de 264 transmisiones, de las que también 119 fueron compraventas. Al igual que en enero, la vivienda usada fue absoluta protagonista dentro de todas estas operaciones, como así lo fue también en marzo. En ese particular, el mercado zamorano registró hasta 128 operaciones de compraventa para un total de 259 transmisiones.

Hay que remontarse una década en el tiempo, momentos posteriores al estallido de la burbuja inmobiliaria, para encontrar cifras similares en materia de compraventa de viviendas, que es lo que realmente marca el pulso del mercado. Nunca desde el año 2011 hubo un mejor inicio de año que en este 2022. Lo dictan los datos, que muestran cómo el número de operaciones cayó prácticamente a la mitad en ese ejercicio al colapsar el sistema hasta las 305 firmas. Desde entonces, el sector fue disminuyendo su actividad poco a poco hasta tocar mínimos en el año 2016, cuando únicamente se vendieron 207 viviendas en los tres primeros meses del curso. Desde entonces, la situación se ha ido recuperando año a año hasta alcanzar las 366 ventas que se han producido durante los meses de enero, febrero y marzo.

El mercado, por lo tanto, se encuentra en uno de sus mejores momentos tras la gran crisis que comenzó con el pinchazo de la burbuja inmobiliaria allá por el 2008, pero que en Zamora llegó algunos ejercicios más tarde. Y las previsiones apuntan a una tendencia al alza a lo largo de los próximos meses del presente ejercicio.

La provincia acumula casi 4.000 fincas transmitidas desde enero

La provincia de Zamora ha registrado casi 4.000 transmisiones de fincas en los tres primeros meses del año. Unas cifras gruesas que incluyen fincas rústicas, fincas urbanas, viviendas y solares. Los datos aparecen en la Estadística de Transmisiones de Derechos de la Propiedad publicada por el Instituto Nacional de Estadística, que demuestran cómo el mercado inmobiliario del territorio, y del conjunto de España, vive ajeno al escenario de contención. Marzo, de hecho, pulverizó todos los números existentes y durante ese mes se cerraron 1.500 operaciones, de las que 930 se correspondieron con fincas de naturaleza rústica y 570 urbanas. La transmisión de viviendas alcanzó las 259 operaciones y las operaciones con solares se contaron por 68. Estos números de marzo mejoraron todo lo acontecido durante los meses de enero y febrero que, aún siendo muy buenos, no han conseguido llegar a esas cifras. De hecho, de esas casi 4.000 operaciones, un total de 1.128 se produjeron en el mes de enero y 1.231 en febrero, dejando las 1.500 restantes para marzo, como así muestra la estadística.

Castilla y León registra un incremento sin precedentes

El número de fincas transmitidas en la comunidad autónoma de Castilla y León en el mes de marzo alcanzó las 18.220, un 12,7% más que en 2021, con 2.666 transmisiones por compraventas de viviendas, según la Estadística de Transmisiones de Derechos de la Propiedad publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE) en función de los datos facilitados por el Colegio de Registradores de la Propiedad, Mercantiles y Bienes Muebles de España. Estos datos sitúan a Castilla y León como la octava comunidad con mayor crecimiento de las tasas anuales del total de fincas transmitidas que cayó en Cantabria (-11%), Comunidad Foral de Navarra (-8,3%), La Rioja (-8,2%) y Galicia (-0,4%) y subió en el resto con una media del 13,1%, por lo que la comunidad está cuatro décimas por debajo.

De las 18.220 fincas transmitidas en Castilla y León a lo largo del mes de marzo un total de 7.607 eran fincas rústicas y el resto de carácter urbano (5.302 viviendas, 806 solares y 4.505 de naturaleza “otras urbanas”). La mayor parte de las fincas transmitidas en el mes de marzo en la comunidad autónoma castellano y leonesa correspondieron a la provincia de Burgos (3.998), seguida de Valladolid (2.770), León (2.720), Salamanca (1.960), Segovia (1.816), Zamora (1.500), Palencia (1.462), Ávila (1.142) y Soria (852), según se detalla en la estadística del INE.

Compartir el artículo

stats