Kiosko

La Opinión de Zamora

Un mes de carburante bonificado: los zamoranos ya pagan lo mismo que antes

La media para Sin Plomo 98 y Gasóleo A+ supera los dos euros el litro, lo que significa volver a la casilla de los 1,80 euros de marzo

Estación de servicio en Zamora, con precios a punto de superar los dos euros el litro. Emilio Fraile

La rebaja de 20 céntimos a cada litro de combustible aplicada por el Gobierno de España hace ahora un mes ha tenido un efecto rebote en los precios en las estaciones de servicio zamoranas. Sea gasolina o sea diésel, la realidad es que las cifras se han disparado hasta alcanzar cotas nunca antes vistas. A la finalización del día de ayer, tanto la gasolina 98 como el diésel premium superaban los dos euros de media en el conjunto del territorio, mientras que el resto de productos coqueteaban con sobrepasar también ese umbral. Una situación que, lejos de aliviar, mantiene la misma presión sobre el bolsillo de los ciudadanos de esta provincia, que han visto cómo en apenas treinta días han vuelto a pagar lo mismo por llenar el depósito.

La escalada de los precios del combustible ha supuesto regresar a la casilla de salida, al punto inmediatamente anterior a que el Gobierno bonificara parte del litro consumido. Al cierre del día de ayer, según datos del Geoportal de Gasolineras dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica, la mayor parte de las estaciones de servicio zamoranas ofrecían el litro de Sin Plomo 98 por encima de los dos euros, hasta alcanzar una media de 2,06 euros el litro. A finales del mes de marzo, en ese instante previo a la rebaja gubernamental, este producto en concreto rondaba los 1,9 euros el litro, de manera que prácticamente se ha consumido más de la mitad de la bonificación en lo que ha transcurrido abril.

Similar es la situación del Gasóleo A premium, que a la conclusión de la jornada de ayer marcaba un precio medio de 2,003 euros el litro en las gasolineras zamoranas. Hace un mes, los ciudadanos que eligieran este combustible debían abonar apenas 1,91 euros, lo que se traduce en un nuevo incremento sin paliativos. Y tanto en gasolina 95 como en diésel estándar también se han registrado incrementos de parecido calado, con precios ahora siempre superiores a los 1,9 euros el litro y próximos a superar la barrera de los dos euros, cuando hace tan solo treinta días estaban estabilizados en el entorno de los 1,8 euros el litro.

La medida implementada por el Gobierno de España supone la bonificación de 20 céntimos a cada litro de carburante consumido, de los que 15 corren a cargo del Estado y los otros cinco de las petroleras. En un principio, el Ejecutivo había calculado mantener esta medida hasta el próximo 30 de junio, aunque recientemente la ministra Teresa Ribera ha deslizado la posibilidad de modificar en algún punto la aplicación de este descuento por no estar cumpliendo los objetivos marcados. No en vano, en apenas un mes prácticamente se ha perdido la bonificación al incrementarse los precios por encima de los 15 céntimos en algunos casos.

Con los precios actuales, llenar un depósito medio de 55 litros con gasolina cuesta actualmente más de cien euros, mientras que con gasóleo roza ese umbral, lo que supone pagar cerca de 24 euros más que a principios de 2021 si se utiliza gasolina, y 32 euros si se elige gasóleo. Así, la escalada de ambos carburantes ha provocado que el precio de la gasolina haya aumentado un 37% desde enero de 2021, frente al 54% que se ha encarecido el gasóleo.

Compartir el artículo

stats