Zamora capital abre su tradicional campaña de matanzas con el consiguiente reconocimiento sanitario de los cerdos sacrificados en los domicilios particulares destinados al autoconsumo. Podrán realizarse hasta el primer domingo de abril de 2022 y, aunque se trata de una actividad muy habitual en los pueblos de la provincia, en Zamora capital también quedan resquicios de esta práctica en algunos barrios periféricos y fincas particulares del término municipal.

Los requisitos: "Evitar el dolor"

El Ayuntamiento de Zamora incide en que uno de los requisitos "de obligado cumplimiento" para el sacrificio es el aturdimiento previo así como "evitar sufrimiento, agitación o dolor al animal en el traslado, estabulación, sujeción y sacrificio".

Los servicios veterinarios oficiales de la Junta de Castilla y León serán los encargados de recoger las muestras de la carne de los centros sacrificados para su análisis alimentario y dichas muestras deberán entregarse en el Servicio Territorial de Sanidad situado en Plaza de Alemania nº 1, de lunes a viernes y en horario de 9 a 12 horas, excepto días festivos. A la entrega de las muestras debe acompañarse el resguardo de haber efectuado el pago de la tasa correspondiente, lo que puede efectuarse en cualquiera de las oficinas de Caja Rural de Zamora.

Estos son los veterinarios colaboradores a los que se ha autorizado para el desarrollo de esta campaña en el municipio de Zamora: Jesús Matilla Matilla, Mercedes Trufero Hervella, Manuel Vicente Morales Gamazo y Juan Diego Refoyo Vizán.