Los vecinos de Toro asistieron ayer al encendido de las luces navideñas que ya iluminan la Plaza Mayor y varias calles céntricas de la ciudad. Una enorme caja de regalo es la gran novedad de estas navidades y el elemento más fotografiado en la primera noche de iluminación navideña en Toro. La decoración la completan arcos de estrellas en la Plaza Mayor, ángeles navideños en la calle Corredera y hadas y mariposas en la plaza de Santa Marina. El barrio de Tagarabuena también cuenta con iluminación propia para estas fiestas.

Todas las luces de Navidad instaladas están compuestas por leds de alta eficiencia energética para reducir al mínimo posible el consumo eléctrico.

Actuación infantil tras el encendido de las luces. | M. J. C.

El acto del encendido de la iluminación marcaba el inicio del periodo previo a las fiestas en Toro. “Lo que queremos es crear ambiente navideño, que la gente salga de casa, que consuma en Toro y de vida a la ciudad”, explicaba la concejala de festejos, Sara Pérez. La aportación del Ayuntamiento, decorando el centro de la ciudad, se une a la campaña de la CEOE en ese empeño por estimular las ventas en las empresas locales.

Para ello, “cada año intentamos mejorar la iluminación respecto a las navidades anteriores, e introducir elementos nuevos”, aseguraba García.

La Asociación de vecinos de Antona García y la Escuela Municipal de Música “Jesús López Cobos” colaboraron en la creación del ambiente navideño, ya que ofrecieron actuaciones de música y baile ayer en la Plaza Mayor.