01 de abril de 2018
01.04.2018

Santo Entierro en Bercianos | Pasión y muerte bajo la nieve

El temporal obliga a suspender el Santo Entierro de Bercianos hasta el Calvario y todos los actos se desarrollaron en el interior de la iglesia de San Mamés

02.04.2018 | 00:17
Santo Entierro en Bercianos | Pasión y muerte bajo la nieve
Cofrades con capas pardas y, uno de ellos, con una túnica blanca en la iglesia de Bercianos.

Bercianos de Aliste vivió el Viernes Santo una de las jornadas más atípicas de su Semana Santa, -Bien de Interés Cultural y Fiesta de Interés Turístico Regional de Castilla y León-, donde el temporal de frío, viento, agua y nieve obligó a suspender el ancestral Santo Entierro de Cristo y celebrar todos los actos dentro de la iglesia parroquial de San Mamés.

A pesar de la climatología muy adversa acudió mucha gente a Bercianos y, dado que el templo es pequeño, se extremaron las precauciones y las medidas de seguridad, dejando entrar solamente a tantos como fueran saliendo.

Jesús Campos Santiago, sacerdote de origen alistano, pronunció el Sermón del Descendimiento, sin lugar a dudas uno de los más precisos y emotivos de los últimos tiempos, con palabras certeras sobre la Pasión y Muerte de Cristo de hace casi 2000 años y la actualidad de hoy, marcando las pausa y los tiempos con silencios que le dieron a un más solemnidad.

El Crucificado fue bajado de la Santa Cruz y convertido en Yacente, fue introducido en la Urna. Llegó el momento de decidir, se deliberó y se decidió: el corazón, la devoción y la tradición pedían salir, la cordura y el sentido común no hacerlo. Estandartes e imágenes como la Cruz Parroquial de Plata, el Santo Cristo y la Urna han sido restauradas recientemente y exponerlas al temporal las pondría en grave peligro; procesionar, los hombres y mujeres, un suicidio con graves consecuencias para la salud. Y el tiempo tardó soló cinco minutos en darle la razón: se comenzó a entonar el Miserere y la lluvia dio paso a la fuerte nevada.

Tras una tarde sombría por la noche hubo más suerte y la procesión de la Virgen de la Soledad pudo salir y hacer su recorrido.

Es la segunda vez en lo que va de siglo XXI que el temporal ha obligado a suspender el Santo Entierro de Bercianos de Aliste.

Los miembros de la Guardia Civil y de la agrupación local de protección civil "Virgen de la Salud", de Alcañices, trabajaron duro sufriendo el temporal para controlar el tráfico de vehículos y los aparcamientos. Luego la suspensión del Santo Entierro ya evito pasar por las travesías de las carreteras ZA_P-1405 (Zamora a Mahide) y ZA-P-1407 (Alcañices a Benavente).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook