11 de enero de 2019
11.01.2019

Cuatro décadas sin Justo Alejo

En el aniversario del fallecimiento del poeta sayagués

10.01.2019 | 19:50

Hoy se cumplen 40 años de la muerte del poeta sayagués Justo Alejo Arenal. Si en vida, fue un hijo no reconocido por su padre, tras cuatro décadas después de su muerte, huérfano de los honores que merece, sigue siendo un desconocido don nadie para la inmensa mayoría de sus paisanos y de los españoles en general.

Los sayagueses, sin embargo, además de en el centro de nuestro corazón, lo situamos en el cenit de los más preclaros hijos de nuestra comarca. Por ello no queremos dejar pasar este aniversario sin rememorar algún aspecto de interés sobre su obra o para completar su biografía.

Justo Alejo no quiso ser convencional ni para morir. Su muerte fue su último verso, pues poesía y vida se transubstanciaban en su peculiar manera de existir: convencional en su oficio de brigada del Ejército del Aire, audaz y renovador de pensamiento y de obra como escritor y poeta. Si aquel fatídico 11 de enero de 1979 no hubiera decidido emprender su alocado "vuelo a la eternidad", desde una de las más de mil doscientas ventanas del herreriano edificio del Cuartel General del Aire (Madrid), habría llegado a culminar una extensa y excelente producción literaria, a la que nadie podría hoy negar un lugar relevante en la pléyade de los autores más notables de nuestras letras. Aún así, lo que su legado ocupa y significa es bastante, en opinión de un plantel distinguido de eruditos, como para que se le conceda justamente un descollante puesto entre los eminentes.

Cuatro décadas después de su suicidio, no se ha desclasificado el acta del óbito, ni tampoco el sumario judicial que instruyó el Juzgado Permanente nº 1 de la Primera Región Aérea. ¿Hasta cuándo hemos de ignorar sus familiares, paisanos, los estudiosos de su obra y público en general los pormenores de su trágica muerte? Ni dicho Juzgado, ni la Dirección de Personal del Cuartel General del Ejercito del Aire permiten el acceso a los datos que custodian bajo secreto.

En el Archivo Histórico del Ejército del Aire se guarda su expediente personal, que, en dos ocasiones, he podido consultar exhaustivamente. Entre los folios de su Hoja de Servicio, muy probablemente por olvido, hallé el oficio nº 382 del mencionado Juzgado firmado por el Coronel Juez Instructor y dirigida al Coronel Jefe de la Dirección de Personal, solicitándole remitir al Juzgado la "Hoja de castigos y media filiación del Brigada fallecido D. Justo Alejo Arenal", con objeto de unirlas a las Diligencias Previas nº 1013/79. Lleva fecha del mayo de 1979.

Es todo lo que hasta hoy se puede saber del doloroso acontecer que hoy conmemoramos. Información que muy gustosamente hago pública brindado a futuros investigadores los datos que les permitirán acceder algún día a las fuentes susceptibles de revelar las circunstancias en que este se produjo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook