Kiosko La Opinión de Zamora

La Opinión de Zamora

Fútbol | Primera RFEF

El Zamora CF suma cinco partidos imbatido

Julio Iricibar ha conseguido mantener la portería rojiblanca a cero durante 450 minutos en las últimas jornadas

Julio Iricibar, portero del Zamora CF, bromea con sus compañeros en un entrenamiento. | LOZ

El Zamora CF ha pasado de ser uno de los equipos que más goles encajaba en la jornada 7 cuando el equipo de Yago Iglesias tocó fondo, a mantener su portería imbatida en las siguientes cinco jornadas. Un dato que viene a confirmar el importante cambio experimentado, sobre todo en la eficacia defensiva por un equipo que ha pasado en este periódico de ser antepenúltimo en la clasificación del Grupo 1 a entrar, como quinto, en los puestos de play off de ascenso.

Esta verdadera revolución en el rendimiento del Zamora comenzó en la jornada 8 cuando llegó un empate en la visita a Langreo que no tuvo demasiada trascendencia por el punto que sumaba el equipo y que le valía de muy poco dada su situación en la tabla, pero que vino a marcar una importante inflexión porque no había encajado ningún gol después de recibir en el Ruta de la Plata tres contra el Ourense.

Y fue en Oviedo donde llegó una nueva jornada sin encajar, pero esta vez el esfuerzo defensivo sirvió para comenzar a sumar de tres en tres, una racha que se ha mantenido hasta la actualidad con las victorias contra Guijuelo, Lugo y Coruxo, todas ellas, con la portería a cero.

Durante este tiempo, los mejores defensores de los otros grupos no han podido llegar a los números del Zamora porque el Sestao, el menos goleado del Grupo 2, ha recibido tres tantos; en el grupo 3, el Lleida pasó de 4 goles en contra a los 12 actuales; Antequera y Betis, en el grupo 4, tenían 4 goles en la jornada 7 y ahora figuran con 10 ambos; y en el Grupo 5, el Melilla ha recibido tres goles. Y en el Grupo 1, en el que milita el equipo de Yago Iglesias, el equipo menos batido es el Palencia que en los últimos cinco partidos ha encajado dos goles.

Una defensa fija

¿Dónde radica la explicación a este importante cambio experimentado por el Zamora CF?. Cualquier técnico lo explicaría aludiendo a que todo el equipo defiende, pero a nadie se le escapa que la principal clave está en el sistema defensivo por el que se ha decantado definitivamente Iglesias, con el portero Irizíbar, y una línea defensiva integrada por los laterales Prada y Silva, y los centrales Rueda y Luismi, a los que se suma en la fase defensiva el centrocampista Theo (5-4-1), que en el ataque pasa a ser el primer organizador (4-2-3-1). Es un bloque casi intocable para el técnico que tan sólo ha sustituido durante los partidos a Silva en tres ocasiones, danto entrada a Tibu o a Nahuel; y Prada dejó su puesto a Pau en Oviedo con el partido ya avanzado. En Lugo y Langreo, esta línea defensiva no se modificó en los 90 minutos de juego.

Pero al final, el que siempre se lleva el protagonismo en estos casos es el portero, y es que Julio Iricíbar Bayarri está cuajando una gran temporada, tomando el relevo de los mejores porteros rojiblancos, que han sido muchos. Estos 450 minutos imbatido han traído a la memoria el récord conseguido por Vilches en la temporada 2004/5 con 876 minutos si encajar un solo gol. Desde entonces, el equipo rojiblanco no sabía lo que era estar cinco encuentros sin ver su portería batida.

Será complicado que el Zamora CF pueda seguir incrementando tanto los partidos ganados consecutivos que son ya cuatro, como los cinco en los que ha permanecido imbatido porque los rivales que le esperan antes del final de la primera vuelta son complicados, empezando por el Bergantiños al que visitará en la próxima temporada, o la Gimnástica de Torrelavega que visitará el Ruta de la Plata el siguiente domingo. El año finalizará además para el Zamora CF con la visita al líder Arenteiro, e iniciará 2023 jugando contra Avilés, Palencia y Valladolid Promesas.

Compartir el artículo

stats